El Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, contestó ayer, a la pregunta de cuántas parcelas podrían ser reconducidas en el entorno de Medina Azahara que "de momento estamos estudiando la situación", a lo que añadió que "ojalá fueran muchas por el bien de las familias", pero "nos tememos que puede haber problemas importantes. El informe está a mitad del camino", avanzó Chamizo en declaraciones a Radio Córdoba-Cadena Ser. Destacó que se podrían llegar a regularizar "aquellas parcelas y viviendas donde no existen objeciones medioambientales, patrimoniales o de otro tipo como riesgos de inundaciones, etcétera" y apuntó que "tienen que ser urbanizaciones con un control sanitario importante de pozos y pozos negros, pero lógicamente si se construyen sin los permisos oportunos siempre está el riesgo de que te apliquen la legislación y poder tirar las viviendas". Aunque destacó que "otra cosa es que se lleguen a acuerdos con las familias, que habrá que solicitarlos, pero no parece muy adecuado a no ser que tengan un permiso municipal, todo el entorno de Medina Azahara".

Chamizo dijo "reiterar una y mil veces la necesidad de respetar y hacer respetar la normativa urbanística porque a veces se están cometiendo delitos. Tiene que haber cooperación entre la Junta, ayuntamientos y diputaciones. No se puede permitir lo que no se puede permitir porque la legislación urbanística andaluza es suficientemente clara". Y manifestó que la responsabilidad de la situación es compartida por el propietario, el vendedor, el Ayuntamiento y la Junta.