La historia se repite como en años anteriores. Los municipios más beneficiados con los fondos del Programa de Fomento del Empleo Agrario (Profea) suelen ser también los más tardíos en iniciar las obras dirigidas a los trabajadores agrarios. De los diez términos que disponen de más fondos sólo tres podrán iniciar actuaciones antes del mes de septiembre, pues el resto tendrá que esperar a la próxima reunión de la comisión de seguimiento del Profea que se celebrará el 9 de septiembre. Este nuevo retraso en el inicio de los proyectos impedirá a los jornaleros acceder a este empleo en un periodo en el que no hay actividad en el campo, por lo que se podrán producir en los meses de más generación de empleo en el sector agrario solapamientos con el Profea. El subdelegado del Gobierno, Jesús María Ruiz, anunció ayer que entre los diez municipios con más fondos asignados sólo se han beneficiado en el primer reparto de ayudas Palma del Río (145.119 euros para mano de obra), Cabra (188.836) y Aguilar (321.414). Sin obras se han quedado en esta primera asignación Baena (que tiene 504.450 euros para mano de obra), Puente Genil (493.547), Priego (480.947), Lucena (479.427), Córdoba (469.992), La Carlota (405.369) y Fuente Palmera (382.138).

Para el programa de garantías de renta del Profea hay previstos en la provincia 13,87 millones de euros, con los que se generarán 180.000 jornales y se empleará a 13.000 jornaleros, según explicó Ruiz.

En la reunión de la comisión de seguimiento del Profea se aprobaron ayer 50 proyectos de 22 municipios, que recibirán una subvención de 2,2 millones de euros para contratar a 2.195 trabajadores agrícolas que propiciarán 33.928 jornales. La inversión total, con la aportación de Diputación, Junta y municipios, asciende a 3,8 millones.