El primer domingo de triduo al Santísimo Cristo de San Alvaro de Córdoba tuvo lugar el pasado día 14 de marzo en la ciudad con la asistencia de la Junta de Gobierno y el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Córdoba Juan Pérez, así como con la presencia de numerosos representantes de diferentes hermandades y peñas. A las 12,00 horas se celebró la Santa Misa, presidida por el padre Javier Garzón Garzón, de la comunidad de Santo Domingo de Scala Coeli de la capital cordobesa, en la que intervino con su canto la Coral de Nuestra Señora de la Fuensanta. La misa estuvo dedicada a todas las víctimas del terrorismo y en el mismo acto se hizo acto de entrega de la medalla como nuevo socio a un hijo de un miembro de la peña El Minarete.

Tras el acto religioso, se celebró el habitual día de convivencia, donde la hermandad ofreció a todos los asistentes al primer domingo de triduo el tradicional huevo duro, una copa del mejor vino de nuestra tierra y una degustación de la cerveza Alhambra. A continuación, se celebró como cada año la comida de la hermandad, que este año contó con un exquisito arroz preparado y condimentado por Rafael Lastre y Paco Ariza, guardándose antes del almuerzo un minuto de silencio por las víctimas del terrible atentado perpetrado en Madrid el pasado día 11 de marzo.

Los asistentes a la comida terminaron más temprano que en otras ocasiones, unos para asistir al Nuevo Arcángel y otros, los que no pudieron hacerlo antes de la misa del primer triduo al Santísimo Cristo de San Alvaro, para cumplir con sus votos en los colegios electorales.

Tanto en la misa como en los actos de convivencia, hubo caras conocidas del mundo flamenco, así como de distintas peñas recreativas. Algunas de ellas eran de peñistas y familiares que cada domingo ven en aquel bello paraje de la ciudad el mejor lugar para la celebración de sus habituales peroles domingueros.