La Agencia para el Aceite de Oliva ha confirmado que Córdoba ha comercializado ya cerca del 50% de la cosecha que ha obtenido, con lo que se convierte en una de las provincias que ha vendido más cantidad de zumo de aceituna de nuestro país, sólo superada por las 200.000 toneladas que ha vendido Jaén. Con los datos de finales de febrero, la producción de Córdoba alcanza ya las 220.000 toneladas (se espera una cosecha de 265.000 toneladas al término de la campaña), mientras que las ventas han superado las 105.000 toneladas, demostrando la fortaleza que ha mantenido el mercado desde que se iniciara la campaña y el fuerte ritmo de ventas al ser menores las previsiones de producción de países como Grecia o Italia. Por el contrario, las existencias en las almazaras se sitúan en el entorno de las 115.000 toneladas.

En la actualidad, y tras un mes de marzo en el que el ritmo de las ventas de aceite se ha mantenido firme, la recolección de la aceituna se encuentra prácticamente finalizada, restando únicamente por recoger la zona más tardía de la variedad hojiblanca, situada en la comarca de la Subbética y Lucena.

BAJOS RENDIMIENTOS La nota predominante de la campaña de recogida que se está cerrando son los bajos rendimientos que se han obtenido en variedades como la picual, la más abundante de la provincia. De no haber caído estos rendimientos se hubiera obtenido una campaña récord en la provincia, pues la cantidad de aceituna que está llegando a las almazaras está por encima de la producción máxima de Córdoba, además de que no se ha perdido el fruto por lluvias o temporales. Así, según fuentes de la Junta de Andalucía, la variedad picual ha sufrido un descenso de los rendimientos grasos de la aceituna por encima de dos puntos como consecuencia del adelanto generalizado de la recogida de aceituna en varias semanas y las abundantes precipitaciones que engordaron el fruto.

El otro rasgo de la actual campaña ha sido la calidad del zumo de aceituna que se ha obtenido, pues un porcentaje muy importante será virgen extra al no caerse mucha aceituna al suelo. Precisamente, en las dos denominaciones de origen cordobesa, Priego y Baena, las almazaras de la zona se están preparando un año más para concurrir a las distintas convocatorias de premios nacionales e internacionales de esta campaña: concurso del Ministerio de Agricultura, Consejo Oleícola Internacional (COI) o Feria del Olivo de Montoro.