La Reconquista seguía sus pasos con paso firme, aunque con gran dificultad, y Cristóbal Colón ni siquiera había nacido cuando en el paraje de El Lote, situado en la actual Hinojosa del Duque, comenzó a crecer y desarrollarse hace ahora más de 700 años una encina que se ha convertido en el árbol de más edad de la provincia. Esta encina, que tiene una altura de seis metros, aparece incluida en el libro Arboles y arboledas singulares de Andalucía , el catálogo que ayer presentó la Consejería de Medio Ambiente y en el que se recogen 55 árboles singulares y 14 arboledas de gran valor natural de la provincia. Este documento, que es la continuación del elaborado hace un año por la Diputación de Córdoba, incluye también el quejigo del Navazuelo (Carcabuey) como otro de los ejemplares más vetustos, con una edad aproximada de 700 años.

Si estos dos árboles sobresalen por su antigüedad, el eucalipto de la Fuente Agria de El Hoyo (Belmez) es el árbol más alto en el medio rural de la provincia, ya que alcanza una altura de 35 metros, destacando también su perímetro en la base, que llega a 15,50 metros. No obstante, en el casco urbano de Priego se localiza el ejemplar con mayor altura, un plátano de sombra que mide 42 metros y que fue seleccionado por el catálogo editado por la Diputación.

PROTECCION PREVISTA Con el objetivo de preservar estas catedrales del medio natural, según las calificó el director general de Gestión del Medio Natural, José Guirado, la Junta de Andalucía ha previsto la dotación de ayudas para perpetuar su existencia e, incluso, no se descarta la declaración de alguno de los ejemplares de la provincia como monumento natural, tal y como sucede con ochos árboles situados en la comunidad autónoma. Y es que Córdoba, según afirmó Guirado, es una de las provincias andaluzas con mayor grado de conservación de estos especímenes del medio rural. En la actualidad, la Universidad de Córdoba trabaja también en la elaboración de un catálogo de olivos singulares. Este trabajo sitúa a Córdoba también como una de las provincias con mayor riqueza de olivos y acebuches, tanto por su antigüedad como por su tamaño.