La hermandad del Remedio de Animas, que ha celebrado esta semana el quinario a su titular, ofreció a Miguel Castillejo, al término de la misa del último día, un recuerdo consistente en uno de los rosarios que rezan los hermanos durante su estación de penitencia. Miguel Castillejo también firmó en el libro de oro de la hermandad. En la foto, el hermano mayor, José Aguilera, entrega el rosario. A.V.