El centro de día de Poniente congregó ayer a más de cien representantes de 50 centros de mayores de la capital y provincia para debatir en torno a las carencias que sufre la atención a la tercera edad, por iniciativa de la Federación de Organizaciones Andaluzas de Mayores (FOAM). El encuentro puso sobre la mesa las deficiencias de los hogares y los centros de día municipales para solventarlas en el futuro inmediato.

El delegado provincial de FOAM, Manuel Prados, aseguró que los problemas son "múltiples" y afectan de lleno a los hogares municipales (falta de ascensores, mobiliario o reposteros). FOAM es una ONG regional que cuenta con 700.000 socios.