El programa Prevenir para vivir , que va dirigido a reducir el consumo de alcohol, tabaco y drogas ilegales entre los adolescentes, y a retrasar la edad de inicio del consumo de estas sustancias, llegará en un plazo de cuatro años a los 31.000 alumnos de secundaria de la provincia de Córdoba. Los delegados de Educación y Ciencia y Asuntos Sociales, Araceli Carrillo y Manuel Sánchez Jurado, presentaron ayer este programa de prevención, del que destacaron dos características pioneras: la primera, que se desarrolla en el contexto del trabajo escolar, de forma continua, y no como una iniciativa puntual; la segunda, que no sólo implica a los profesores, sino también a los padres y las madres de los estudiantes.

Araceli Carrillo explicó que Prevenir para vivir ´, elaborado conjuntamente por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) y la Junta ha sido experimentado en dos institutos cordobeses, en Priego y Villaviciosa.