Sólo ocho empresas familiares cordobesas facturan el 4,5% del Producto Interior Bruto (PIB) de la provincia al alcanzar una cifra de 1.200 millones de euros, según explicaron ayer fuentes de la Asociación Andaluza de la Empresa Familiar tras la presentación del sexto congreso nacional que se celebrará los días 20 y 21 de octubre en la ciudad. Esta organización engloba en la actualidad a 61 empresas de la comunidad autónoma, con una facturación global de 3.700 millones de euros.

El director del Instituto de la Empresa Familiar, Fernando Casado, afirmó ayer que Córdoba es una de las provincias donde tiene mayor importancia este tipo de sociedades, al estimar que entre el 80 y el 90 por ciento de las empresas son de carácter familiar.

En la actualidad, las ocho empresas que pertenecen a la asociación andaluza son Grupo Sánchez-Ramade, Grupo Prasa, Baldomero Moreno SA, Abonos Jiménez, Aguilar de Dios, Destilerías Rute, Muñoz Vera y Martínez Barragán. Por volumen económico, el Grupo Sánchez-Ramade es el segundo más importante de Andalucía, al facturar durante el año 2002 por valor de 676 millones de euros.

Este tipo de sociedades, según Fernando Casado, da empleo al 85% de la mano de obra en la actividad privada. Casado recalcó que en la provincia la empresa familiar tiene un mayor peso que en el resto de las provincias andaluzas.

Por su parte, la presidenta de la Asociación Andaluza de la Empresa Familiar, Joaquina Martínez de Salazar, pidió a la Junta de Andalucía un marco fiscal favorable a estas sociedades al considerar que forman la "columna vertebral" de las economías nacionales. Todo a pesar de que sólo el 33% de las empresas familiares llegan a la segunda generación y únicamente el 15% alcanzan la tercera.

El sexto congreso nacional de la empresa familiar reunirá a 350 asistentes (número máximo que ha sido posible albergar para las ponencias por las limitaciones de espacio) y contará con la presencia del Príncipe Felipe. Entre los temas a debatir se encuentra el papel de la mujer como aglutinadora de estas entidades y el gobierno corporativo.