El alcalde de Puente Genil, Manuel Baena, presentó ayer de manera oficial su candidatura a dirigir la organización provincial de Izquierda Unida (IU) en la próxima asamblea que esta federación celebrará a finales de noviembre en Córdoba. Y lo hizo en el transcurso de una reunión organizada por la actual dirección cordobesa de la coalición en la barriada de Santa Cruz, acto que contó con la presencia del ex coordinador general de IU Julio Anguita, que de esta forma expresó su apoyo tácito a la candidatura de Baena, que, además, cuenta con el respaldo explícito del coordinador provincial, Andrés Ocaña, frente a la otra opción anunciada por Enrique Centella, apoyada por el comité provincial del PCA, para liderar la organización.

AUSENCIA DE ROSA AGUILAR

No hacía falta que Anguita expresara durante su discurso su respaldo a Baena cuando intervino antes los reunidos en las naves municipales de Santa Cruz, pero con su presencia en el acto se daba por sentado este apoyo. "Estoy aquí (en el acto) porque se me ha invitado, como en Carmona (Sevilla)", dijo Anguita refiriéndose a su participación en esa localidad sevillana en un acto convocado por el sector crítico a la dirección regional de IU que lidera Diego Valderas, corriente crítica de la que forma parte un amplio sector de la ejecutiva de IU de Córdoba, con Andrés Ocaña y el diputado nacional de IU, Luis Carlos Rejón, a la cabeza, entre otros.

A quien no se le vio en este acto de la barriada de Santa Cruz fue a la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar. Por el contrario, otros ocho alcaldes de IU en la provincia de Córdoba (Fernán Núñez, Montemayor, Montilla, Villaviciosa, Cardeña, Rute, Villaralto y Almodóvar del Río, según fuentes de la organización) sí participaron en esa reunión de apoyo a su compañero de Puente Genil.

La ausencia de Rosa Aguilar en este encuentro se explica como consecuencia de que a la asamblea de noviembre que renovará la dirección de IU de Córdoba se presentarán --si todo continúa como hasta ahora-- dos candidaturas: la encabezada por Manuel Baena, respaldada por la actual dirección, y la liderada por Enrique Centella, apoyada por el PCA. Y no es porque Rosa Aguilar no haya sido llamada a comprometerse en el proceso asambleario, sino porque la alcaldesa prefiere mantenerse al margen, al menos de forma pública, de todo el trabajo previo al congreso, ya que en su gobierno municipal tiene a concejales que están a favor de una u otra iniciativa, de los que quedan excluidos los seis ediles independientes. Así, Andrés Ocaña, presidente de la Gerencia de Urbanismo, apoya a Baena, mientras que por el otro lado, y teniendo el cuenta el apoyo expresado a Centella por el comité provincial comunista, están el teniente de alcalde de Personal y secretario del PCA de Córdoba, Francisco Martínez, y la concejala y portavoz de IU en la Diputación, Elena Cortés, esposa de Enrique Centella.

Aguilar trata de evitar que una posible confrontación en la asamblea se traslade más tarde a su equipo, perjudique su tarea de gobierno y, por tanto, a la ciudad, a lo que no está dispuesta.