Las I Jornadas de teletrabajo y empleo, promovidas por la Delegación de Justicia y Administración Pública, llegaron ayer a su fin planteando el alcance y las posibilidades reales del teletrabajo en la Administración autonómica andaluza.

El encargado de analizar el alcance de esta nueva expresión laboral fue Pedro Pérez González-Toruño, director general de Organización, Inspección y Calidad de los Servicios de la Junta de Andalucía. Y la cuestión actual es prever en qué sectores y actividades resultaría más propicio.

El ponente recordó que todo ese estudio tiene de fondo el proyecto director de organización para la calidad de los servicios de la Junta. Este plan ha puesto en marcha estrategias para refrescar, de la mano de las nuevas tecnologías, la relación entre los funcionarios y los ciudadanos.

Entre las novedades incorporadas ya por la Junta figura la intranet por la cual cada empleado público puede consultar su propio historial profesional, sus nóminas y encontrar otras informaciones de interés sobre oposiciones y cursos.

Como uno de los retos más cercanos que la Junta pretende llevar a cabo antes del 2005 está la digitalización del "papeleo" (solicitudes, folletos y otros documentos) para que la ciudadanía deje de escuchar las distintas versiones del "vuelva usted mañana" y no padezca esperas.

Además, a partir del 1 de enero del 2004 se podrá pagar a la Junta virtualmente.