La dirección de Locsa expuso ayer sus planes a los trabajadores de su fábrica de Lugones (Siero, Asturias), que consisten en la clausura de la planta y el despido del 85% de la plantilla. Locsa propone la prejubilación de 15 trabajadores de 57 y 58 años y la rescisión de contrato a otros 97 empleados. A cuatro administrativos les ofrece el traslado a la fábrica de Córdoba, que es por la que el grupo ha apostado para afrontar la crisis, y en la que mantendrá la producción e incluso podría acometer inversiones. Locsa ha comunicado a la Junta de Andalucía que, en caso de no cerrar Lugones, peligrará su continuidad en España.

En Asturias, los sindicatos ya han manifestado su oposición frontal a la clausura y su disposición a negociar un proyecto de viabilidad. Ahora, tras esta propuesta, que dibuja para la plantilla asturiana el peor de los escenarios, los sindicatos deben reorganizarse. La empresa afirma que este año perderá ocho millones de euros, lo que hace inviable su continuidad. Sin embargo, los delegados sindicales de CCOO y UGT aseguran que hace unos meses se les dieron por escrito otros datos mucho más optimistas. También denunciaron que en las últimas semanas se han estado desviando pedidos de clientes habituales de Lugones a la planta de Córdoba. El comité de empresa considera que Locsa está reduciendo la cartera de pedidos de Asturias para justificar el cierre.

30 DIAS POR AÑO

Los sindicatos se reunieron ayer en Oviedo con la dirección de Locsa, que no dejó abierta ninguna alternativa que garantice el mantenimiento de la actividad. La única propuesta que han recibido es el cierre. En posterior asamblea en la fábrica, los trabajadores acordaron no aceptar los despidos, e incluso barajaron la posibilidad de buscar inversores a los que pueda interesar esta planta. Para ello, apelan al apoyo de las administraciones regional y municipal, y de las organizaciones políticas. Las condiciones del despido colectivo también causaron sorpresas, ya que la empresa ofrece una indemnización de 30 días por año trabajado, con un máximo de 20 mensualidades. Sólo ofrece soluciones alternativas a 19 de sus 116 empleados.