Mientras que la presidenta de la FAPA Agora, María Arévalo, insiste, convencida, en que la Consejería de Educación ha aceptado su propuesta de crear la figura del monitor de centro, los sindicatos de enseñanza cordobeses no lo ven tan claro y aseguran que el problema de la atención a los niños de 3 años amenaza con convertirse de nuevo en una de las principales problemáticas del próximo curso escolar. María Arévalo dijo ayer que, aunque la consejera de Educación, Cándida Martínez, parece no darse por enterada de la propuesta de la FAPA Agora, "me consta que va hacia adelante". Según dijo, el viceconsejero de Educación aseguró a Codapa que aceptaba la propuesta, y sólo queda negociarla con los sindicatos durante este curso. "Será difícil que el proyecto salga adelante este mismo curso, pues habrá que sacar una bolsa de trabajo y negociar muchos aspectos", explicó Arévalo, "pero ya es un logro importante de Córdoba que se acepte nuestro proyecto y sirva para toda Andalucía".

Mientras sale o no adelante la figura del monitor de centro, la FAPA comprende que en el primer trimestre del curso se generan muchos problemas con los niños de 3 años que por primera vez se escolarizan y que no controlan los esfínteres. En este sentido, María Arévalo señaló que "rotundamente no deben ir los padres a cambiar los niños al colegio, y si cuando los recojan los encuentran mojados, que denuncien". La presidenta de la federación de APA insistió en que si no tienen monitores de ayuda "lo tendrán que asumir con el profesor del cupo 14".

EXTRAÑEZA SINDICAL

Francisco Luque, responsable de enseñanza del CSI-CSIF, reconoció por su parte que el asunto del monitor de Infantil va a ser uno de los temas polémicos del curso 2003-2004 y mostró su extrañeza ante el anuncio realizado por la FAPA Agora cuando la consejera de Educación no contesta. El CSI-CSIF ha enviado un escrito a Cándida Martínez preguntándole por el monitor de centro y si es obligación de los profesores atender las necesidades fisiológicas de los niños "y no nos ha contestado". Antonio Fernández, secretario general de FETE-UGT, señaló que su sindicato tiene previsto "retomar la cuestión porque hasta ahora los resultados son nefastos". Sin embargo, para CCOO, "el problema del monitor no lo vemos especialmente grave, pues en principio está resuelto con el profesor de apoyo", según dijo Pedro González, secretario general de enseñanza.

NORMALIDAD

Por los demás, ni la FAPA Agora ni los sindicatos consultados prevén demasiados problemas al inicio de curso. A la expectativa están respecto a la colocación de efectivos en Secundaria y a la terminación de las obras que durante el verano se están realizando en los centros acogidos al Plan de Familia. Sí dará que hablar la Escuela de Idiomas, ya que los padres siguen oponiéndose a su traslado al IES Tres Culturas. Pedro González, de CCOO, manifestó que ve positivo el traslado "si se realiza adecuadamente y con las medidas necesarias".