Alrededor de 34.200 empresas han revisado o negociado sus convenios colectivos en Córdoba entre enero y mayo, lo que supone más del doble que durante el mismo periodo del año anterior. Este proceso negociador afecta a 138.568 trabajadores de empresas de la provincia, que han actualizado sus condiciones laborales, según los datos facilitados por UGT Córdoba. Así, hasta el mes de mayo se han revisado 38 convenios (30 de empresa y 8 de sector) y se han negociado 5 (3 de empresa y 2 de sector), con un incremento salarial ponderado del 2,75%, lo que supone un 0,72% menos que la media andaluza. Asimismo, la jornada semanal media pactada se ha situado en 37,82 horas, 0,11 horas menos que en Andalucía, con lo que el promedio anual se ha situado en 1.680,14 horas. UGT también ha avanzado que los convenios con cláusula de garantía salarial afecta al 58% de los firmados.

Durante el pasado año estuvieron vigentes 69 convenios que afectaron a 25.451 empresas y repercutieron en las condiciones de 130.027 trabajadores. El incremento salarial ponderado quedó establecido en el 3,11%, mientras que la jornada semanal pactada fue de 38,46 horas.

Según el secretario de Acción Sindical de UGT, Manuel Aguilar, en los últimos cinco años nunca se había superado la cifra de 30.860 empresas afectadas por la negociación colectiva. Tampoco el número de trabajadores afectados superó la cifra de 130.027 personas en los últimos cinco años. Aguilar resalta que la cláusula de revisión salarial afecta al 98,58% de los trabajadores en Córdoba, mientras que en el resto de Andalucía sólo se ha situado en el 72,61%.

En la actualidad están por firmar dos convenios sectoriales en Córdoba, el de la limpieza y el de oficina y despachos. En el casco del convenio de limpieza, UGT se ha fijado como fecha límite para llegar a un acuerdo o desacuerdo el próximo 13 de junio. El sindicato cordobés denuncia que la asociación empresarial Alimcor pretende firmar un convenio de dos o tres años en el que los trabajadores no conseguirían ninguna ganancia de poder adquisitivo, además de pretender congelar la antigüedad y no negociar mejoras sociales.