Nació hace 25 años en Lucena y lleva tres de ellos en el mundo de la interpretación. Aunque su vocación es el teatro, ha intervenido ya en varias series de TV

--Ha terminado de grabar 'Proyecto Cheeta', ¿de qué trata?

--Toni es un chimpancé que hizo un anuncio de una marca conocida, donde la mayoría de las ocasiones son maltratados. A veces, reciben descargas eléctricas o les quitan los colmillos para que no muerdan. Nosotros tratamos de transmitir el sufrimiento de estos animales.

--Comenzó con teatro y dio el salto a Madrid, donde protagonizó una comedia dramática, 'Tocando Fondo'. ¿Qué importancia tiene el teatro para usted?

--Para mí el teatro es lo más importante, ha sido la base de todo.

--Empezó en TV participando en series como 'Amar es para siempre', ¿Es necesaria la pequeña pantalla para triunfar?

--Pienso que sí. Te da a conocer y, si no fuera por la televisión, creo que muchos actores no podrían vivir de esto.

--¿Dónde se siente más cómodo, ante la cámara o sobre las tablas?

--Son dos sitios diferentes. El teatro lo siento más, porque es real todo, lo vives con la gente. La televisión es repetir las tomas muchas veces, no es lo mismo.

--¿Qué le llevó a meterse en el mundo de la interpretación hace tres años?

--De pequeño me gustaba mucho, siempre he hecho teatro en el colegio. Cuando estudiaba en Málaga, me apunté a un curso de operador de cámara, y fue cuando me di cuenta de que quería estar delante de ella.

--¿Su familia cómo lleva su profesión?

--Al principio estaban asustados, porque es una profesión complicada. Pero una vez que empecé, ya muy contentos, están ahí apoyándome día a día.

--Ser actor no es fácil, ¿cuál ha sido el mayor obstáculo al que se ha enfrentado?

--Para mí, ya no hay obstáculos, hay que pensar en salir y seguir adelante. Y cuando se presente uno, hay que quitarlo.

--¿Cuáles son sus próximos proyectos?

--Ahora mismo estoy en una obra de teatro que se va a estrenar en el teatro La Alameda, en Málaga. Y pronto iré a Méjico, a ver allí qué me depara la vida.

--Su última intervención en la pequeña pantalla ha sido en la serie 'Aquí paz y después gloria', ¿cómo ha sido coincidir con un actor de la talla de Antonio Resines?

--Pues imagina, ahora es el director de los actores. Lo pasé muy bien. Aprendí de él, de hecho él me enseñó a coger la moto que tenía que coger.

--Si le pudieras pedir algo al futuro, ¿qué sería?

--Vivir de la actuación.