El Jardín Botánico de Córdoba ha inaugurado su belén de Navidad cumpliendo con la tradición de dedicarlo cada año a una temática diferente. En esta ocasión los visitantes podrán observar un montaje de los distintos episodios del nacimiento de Jesucristo decorado con motivos que representan lo más característico de Andalucía, como la vegetación de Sierra Morena, las casas típicas almerienses o el Palacio de Doñana. El concejal de Medio Ambiente, Rafael Jaén, explicó que esta instalación ha sido elaborada por los trabajadores del Instituto de Gestión Medioambiental, cuenta con una extensión superior a los sesenta metros cuadrados y es visitada cada año, desde 1994, por unos 2.000 escolares.

De este modo, el belén del Botánico tiene fines didácticos y exhibe algunas de las especies endémicas de Andalucía (las que solo se pueden encontrar en la comunidad autónoma). El público que se acerque a conocerlo podrá observar en el área dedicada a Córdoba las encinas, los cultivos de trigo y cebada, y el olivar, entre otras plantas, y la coordinadora de Educación del Ingema, Eva León, señaló que "a los niños les llama la atención que estén plantadas y haya que regarlas todos los días". Este belén fue visitado ayer por los alumnos del Colegio Salvador Vinuesa y uno de sus objetivos es, justamente, transmitir a los más pequeños "que pueden decorar su belén con las plantas que tienen en casa y se pueden sembrar o dejarlas en sus macetas para que sigan viviendo".

La sala donde se ubica la instalación cuenta con información sobre algunas de las especies más importantes de Andalucía y un panel en el que se muestran los pasos seguidos en su elaboración. La presentación de este montaje contó ayer con la asistencia del Francisco Alcalde, concejal socialista, y María del Carmen Gil, concejala de IU.