Con motivo de la coronación canónica el ajuar de María Santísima de la Paz y Esperanza ha sido incrementado con un antiguo y elegante broche estilo art decó, realizado en oro blanco y diamantes.

Según la corporación del Miércoles Santo, la joya recibida “es fruto de la donación de una entidad cordobesa a la que mostramos nuestra más profunda gratitud”.

Esta importante pieza, que ya forma parte del joyero de la Virgen de la Paz, se une a las constantes muestras de cariño y devoción a la imagen que gubiara el recordado imaginero Juan Martínez Cerrillo con motivo de su inminente coronada canónicamente. Una acontecimiento que debía de haberse celebrado el pasado mes de octubre y que la pandemia impidió.

No obstante, la hermandad de la Paz sigue trabajando en el proyecto estando a la espera de continuar con todos los actos previstos así como poder fijar una nueva fecha para llevar a cabo este reconocimiento devocional a la Virgen de la Paz.