Kiosco

Diario Córdoba

CAMBIO CLIMÁTICO

Hacia una Feria con menos ‘huella’

La ya iniciada reforma de El Arenal permite avanzar hacia un recinto ferial más sostenible y que reduzca las emisiones de CO2

La remodelación ha comenzado por la calle del Potro, que ya se ha podido ver en esta Feria. A.J. GONZÁLEZ

La anunciada reforma del recinto ferial de El Arenal, cuya primera fase se ha estrenado en la edición de la Feria de Nuestra Señora de la Salud de Córdoba que ha concluido hoy, no solo traerá las ansiadas sombras a la zona y mejoras en beneficio de los caseteros, feriantes y cordobeses en general; sino que también tiene un importante componente relacionado con la sostenibilidad medioambiental y energética de la zona, lo que permitirá avanzar en el futuro hacia una Feria mas verde y con menos huella de carbono o emisiones de gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono (CO2).

Así, y aunque todavía sea una pequeña contribución tanto en términos absolutos como relativos, las obras de rehabilitación llevadas ya a cabo en la calle del Potro -con un coste cercano a los 900.000 euros- caminan hacia esa dirección.

Entre otros datos, se han habilitado 1.186 metros de jardinería, con presencia destacada de rosas, y se han plantado 56 árboles, que no solo podrán traer con el tiempo más sombra, sino que contribuirán a mejorar el ecosistema natural de la zona, anexa por otro lado al río Guadalquivir.

En concreto, y según se ha informado desde la Gerencia Municipal de Urbanismo, en esta primera fase se ha intervenido sobre más de 4.000 metros cuadrados, convirtiendo esta calle donde nadie transitaba en un paseo, donde se ha rebajado el muro de hormigón anterior con uno más bajo.

Las mejoras redundadarán en la accesibilidad al recinto y en su eficiencia energética

decoration

También ha supuesto la eliminación de parte del albero, la adecuación de bancadas para sentarse y el cambio de iluminación. Tras este primer paso, la reforma integral que se pretende no solo supondrá la eliminación del albero, sino la remodelación de todo el pavimento con calzadas y aceras, además de la colocación de instalaciones sanitarias y eliminación del cableado aéreo.

Se ha plantado jardinería diversa y 56 árboles en la zona remodelada. MANUEL MURILLO

Todas estas mejoras redundarán, entre otros beneficios, en una mejora de la accesibilidad y el transporte en el interior del recinto, con la consiguiente reducción de emisiones de gases de efecto invernadero que indirectamente lleva aparejada.

Por su parte, la eliminación del cableado aéreo por un nuevo sistema de distribución eléctrica mejorará la eficiencia energética del recinto.

Si bien es verdad que la iniciativa de esta reforma partió de la Asociación de Casetas Tradicionales, que donó el proyecto al Ayuntamiento de Córdoba con la mejora de la Feria de Córdoba en mente, todas estas actuaciones no solo estarán presentes durante los días de Feria, sino que permanecerán todo el año, lo que podría permitir también en el futuro otros usos más relacionados con el medioambiente, habida cuenta de la citada cercanía al río.

En cualquier caso, y sean cuáles sean las opciones a medio plazo, tras la primera fase del proyecto integral de mejora de El Arenal, la segunda fase - según indicó el propio alcalde, José María Bellido, el pasado abril-, se pondrá en marcha tras estos días de feria y se centrarán en los servicios, la infraestructura de saneamiento de aguas pluviales y la recogida de cableados; con vistas a que todo ello esté listo para la Feria del año que viene.

La siguiente fase comenzará en breve, con el objetivo de llegar a la Feria del 2023

decoration

Por otro lado, ¿se podría llegar a la instalación permanente de casetas? Ya comentó el alcalde que esta alternativa «es muy difícil. Las obras que se van a hacer en infraestructuras abaratarán los costes, pero el plan no permite dejar ubicadas las instalaciones y tendría complicaciones de costes porque habría que pagar todo el año», indicó Bellido.

Por encima de costes y mantenimiento, expertos consultados afirman que, en clave medioambiental, instalaciones fijas permitirían reducir las emisiones que supone tener que empezar todos los años la mayoría de las construcciones desde cero; si bien es verdad que casetas fijas podrían generar también impactos ambientales, por no mencionar el llamado impacto visual, que no solo afecta a los ciudadanos y a la posible buena o mala estética del lugar, sino que también incide en las especies animales del entorno.

En definitiva, Córdoba avanza hacia un recinto ferial mejor adaptado a las exigencias medioambientes del siglo XXI, para también contribuir a una Feria más verde. Aunque en este punto los expertos coinciden en que, además de actuar sobre el terreno, también habrá que ir modificando en el futuro el modelo y hábitos de consumo durante los días de Feria, donde, a la vista ha estado un año más y entre otros ejemplos, los plásticos siguen muy presentes.

Compartir el artículo

stats