Kiosco

Diario Córdoba

MEDIO AMBIENTE

Propuestas para el Rectorado

La sostenibilidad ambiental, presente en el programa con el que Mérida y Torralbo concurren a las elecciones para liderar la UCO

Julieta Mérida y Manuel Torralbo, candidatos al Rectorado de la Universidad de Córdoba. CÓRDOBA

El cambio climático y la Agenda 2030 de Naciones Unidas y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) ya no solo están presentes en la agenda y debate político a nivel nacional, autonómico y local; sino en otros ámbitos como la Universidad, que en el caso de la de Córdoba (UCO) afronta el próximo jueves elecciones para elegir a su nuevo rector o rectora.

Así, en los programas con los que concurren los dos candidatos a estas elecciones al Rectorado, Julieta Mérida y Manuel Torralbo, la sostenibilidad está también presente.

En el caso de Julieta Mérida, en el primer acto de campaña en el que presentó su programa y equipo, ya resaltó que su apuesta es una universidad «integradora de los Objetivos de Desarrollo Sostenible», entre otras cuestiones; además de presentar en su equipo un vicerrector de Infraestructuras y Sostenibilidad Ambiental. Por su parte, Manuel Torralbo plantea un Vicerrectorado de Campus Sostenible específico, en el contexto de una universidad «en la que se apueste por una renaturalización de los espacios, que proteja la biodiversidad y facilite la adaptación al cambio climático».

Entrando ya en el análisis del programa de cada uno, Julieta Mérida dedica un apartado específico a la sostenibilidad ambiental dentro de uno de los cinco ejes en los que estructura su programa, junto a otros temas relacionados con el compromiso social de la Universidad.

Julieta Mérida apuesta por una universidad «integradora de los ODS»

decoration

No en vano, Mérida apuesta por «asumir un compromiso firme con acelerar la neutralidad en emisiones de carbono en la actividad universitaria, e incorporar esta variable en la toma de decisiones y planificación estratégica», así como renovar «el liderazgo (de la UCO) en el proceso de adaptación a los ODS y contribución a la Agenda 2030».

Para lograr sus objetivos marcados en este tema, plantea 5 compromisos a desarrollar a través de 19 acciones concretas, entre ellas la apuesta «por un modelo de movilidad sostenible, racionalizando el uso del coche y potenciando la bicicleta, el desplazamiento a pie y el transporte público o compartido», así como girar el actual modelo de consumo de recursos y gestión de residuos de la UCO hacia los principios de la Economía Circular.

Asimismo, esta catedrática de Edafología y Química Agrícola, plantea potenciar la utilización de energías renovables para autoconsumo y conseguir que los distintos campus de la UCO «sean neutros en carbono (cero emisiones), haciendo más eficientes los sistemas de iluminación, calefacción y refrigeración».

Además, y entre otras ideas, pondrá en marcha cargadores para vehículos eléctricos en los campus, fomentará la adecuación de los espacios vegetales de la universidad a la situación derivada del cambio climático, e impulsará proyectos de investigación multidisciplinares relacionados con los ODS, dentro de las líneas estratégicas de la Agenda 2030.

Por su parte, Manuel Torralbo dedica uno de los trece grandes apartados en los que divide su programa al Campus Sostenible, bajo la premisa de que «más allá de la gestión cotidiana de los distintos espacios y servicios universitarios, es necesaria una transición hacia una Universidad más sostenible, en la que se favorezcan las medidas orientadas a un objetivo de cero emisiones».

En el caso de este catedrático de Didáctica de la Matemática plantea seis objetivos a desarrollar a través de 38 acciones concretas, aunque es el primero de estos objetivos y cinco acciones las más directamente relacionadas con la sostenibilidad ambiental, ya que el resto se centran en la mejora de espacios y servicios, también importante para garantizar la sostenibilidad general en el seno de la UCO.

Manuel Torralbo defiende una UCO que «facilite la adaptación al cambio climático»

decoration

En este sentido, las citadas cinco acciones que plantea son estudiar la mejora de instalaciones y equipamientos existentes y futuros en base a modelos de ahorro energético, especialmente en lo relativo a climatización y autoconsumo energético; promover una movilidad alternativa y sostenible, con bicicletas y vehículos eléctricos; incluir soluciones ambientalmente sostenibles en todas las obras futuras; revisar y ampliar los criterios ambientales y sociales en las contrataciones públicas; y explorar nuevas vías de financiación y acceso a convocatorias públicas destinadas al fomento de medidas de sostenibilidad.

En definitiva, sea quien sea el que alcance el Rectorado tras las elecciones del 19 de mayo, lo que parece claro es que la UCO seguirá apostando por políticas cada vez más verdes.

Compartir el artículo

stats