En los últimos años el cambio climático ha pasado a ser una realidad que también está presente y a la que se busca dar respuesta en los distintos planes de desarrollo sostenible que aprueban las administraciones. En este marco, hasta en 35 ocasiones aparece mencionado el concepto de cambio climático en el 2º Plan de Desarrollo Sostenible del Parque Natural Sierras Subbéticas y su Área de influencia socieconómica, que ha sido aprobado hace unas semanas por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, más de diez años después de que se aprobara el inicio de su elaboración, y tras un primer borrador que se dio a conocer en el año 2018.

El principal objetivo de este nuevo plan, según la Junta, es dinamizar las estructuras económicas y sociales salvaguardando la estabilidad ecológica del territorio, de manera que se compatibilice el desarrollo económico de la zona con la conservación de los recursos naturales.

«Se trata, por tanto -indican desde la Junta- de fomentar la implicación de los agentes locales como eje vertebrador de los espacios protegidos, fortaleciendo la participación de los empresarios y asociaciones en las decisiones estratégicas de la nueva planificación sostenible del espacio natural».

En concreto, este plan, que afecta a 8 municipios cordobeses de las áreas de influencia del parque -Cabra, Carcabuey, Doña Mencía, Iznájar, Luque, Priego de Córdoba, Rute y Zuheros-; incluye un total de 40 medidas que se concretarán en otros tantos proyectos. Entre ellas, la elaboración de un programa de educación ambiental y cambio climático para la zona, aunque también otras de estas medidas, sin mencionar expresamente el término de cambio climático, están directamente relacionadas con la lucha y mitigación de los efectos del calentamiento global y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030.

Fauna: El documento aprobado indica que algunas especies ya presentes son indicadoras del cambio climático. Antonio Ruiz

Entre ellas, la mejora de la gestión del agua y reducción de su consumo, el fomento de la producción agrícola y ganadera ecológica, una mejor gestión sostenible de los residuos, y el apoyo a la protección y conservación de hábitats y especies de interés. Entre otras características biológicas de la zona, este plan afirma que en los hábitats rocosos son frecuentes el cuervo común, colonias significativas de chova piquirroja y grajilla y gorrión chillón, avión roquero, roqueros rojo y solitario, vencejo real «y recientemente se ha constatado la reproducción de vencejo cafre, especie africana que junto con la sedentarización en la zona de palomas torcaces, zorzales charlos y petirrojos, entre otras, podrían considerarse indicadores del cambio climático».

De igual forma, otras de las medidas que plantea este 2º Plan -que en lugar de los seis años de duración que tenía el anterior permanecerá vigente de forma indefinida, pero cada año se realizarán revisiones de objetivos y cumplimientos-, conectan también algunos ODS con otras actividades económicas, como el turismo sostenible y el fomento del consumo y venta de productos de la zona en los restaurantes y comercios del entorno.

Todo ello sin olvidar «el desarrollo e implantación de modelos y sistemas de generación de energía renovable, y las actuaciones de prevención y lucha contra la contaminación en el Parque Natural y su área de influencia», reza el documento aprobado.

El Gobierno andaluz prevé que el desarrollo de este plan para las Subbéticas cordobesas conlleve 16,7 millones de euros en inversiones por parte de diversas áreas de la Junta de Andalucía, y permita generar cientos de empleos verdes.

No en vano, «los planes de desarrollo sostenible de los espacios protegidos están adaptados a la realidad y necesidades de cada territorio y pretenden impulsar la mejora y conservación de los ecosistemas naturales potenciando sus valores ambientales como recursos endógenos. Asimismo, buscan fortalecer los sistemas productivos tradicionales e impulsar nuevas actividades económicas aumentando la competitividad con el exterior y generando empleo de calidad, con especial énfasis en jóvenes y mujeres», afirma la Junta.

Por otro lado, también se pretende impulsar la formación y profesionalización de los habitantes de los citados 8 municipios, así como desarrollar las infraestructuras, equipamientos y servicios básicos que permitan cubrir las necesidades de la población. En definitiva, un nuevo plan para este parque natural cordobés, que, como recoge uno de sus últimos anexos, ahora sí está «en coherencia con la Agenda 2030».