La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, a través de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), va a iniciar en estas fechas el procedimiento para la contratación de un total de 23 actuaciones para mejorar la accesibilidad en su parque de viviendas en régimen de alquiler. La inversión se cifra en 2,5 millones de euros y beneficiará a 689 familias residentes en las promociones donde se va a actuar.

Las 23 actuaciones han sido aprobadas por el consejo rector de la Agencia en su última sesión, lo que permite iniciar ya el proceso para su contratación.

Los trabajos consistirán en la instalación y sustitución de ascensores, la construcción de rampas de acceso, tanto en exteriores como al interior de los edificios, o la instalación de salvaescaleras. Las promociones que se beneficiarán se localizan en distintos municipios de todas las provincias andaluzas. En el caso de la provincia de Córdoba, en Cabra, en Priego y en la capital.

Las obras, previstas en el Programa de Accesibilidad del Parque Público Residencial de AVRA, afectan a promociones de las ocho provincias y tienen un presupuesto base de licitación de 2.566.195 euros. Algunas se iniciarán en este mismo año, mientras otras se programarán para el 2021.

Con estas actuaciones, la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio y AVRA persiguen como objetivo hacer un parque público residencial más accesible, eliminando aquella serie de barreras arquitectónicas que se encuentran ligadas a los desplazamientos dentro de los propios edificios y también en aquella serie de espacios exteriores que los rodean.

Estas obras supondrán una serie de beneficios importantes y una mejora de la calidad de vida para todas las familias que residen en estas viviendas, pero especialmente para aquellas personas que presentan una movilidad limitada como consecuencia de alguna discapacidad física o por tener una edad avanzada, a las que se facilitarán los movimientos que ahora tienen restringidos o limitados, como consecuencia de la falta de ascensores o la presencia de escalones que no pueden salvar.