Con el objetivo de abordar el presente y futuro del sector de los cuidados a personas, las expectativas actuales, la estrategia de actuación en centros sociosanitarios y el Plan de Inspección para la prevención del covid-19, Cabra ha acogido el encuentro Círculo de Cuidados del Círculo Empresarial de Cuidados a las Personas en Andalucía (Cecua) y su asamblea general anual, en la que se ha avanzado que Cecua propondrá a la Junta que el 25% del Fondo Social Extraordinario se destine al sector de la dependencia con carácter finalista.

Andrés Rodríguez, presidente de Cecua, destacó que «hemos convocado en la provincia de Córdoba al sector de la dependencia para analizar y debatir sobre el presente y futuro del sector en Andalucía», ya que el sector es consciente de la importancia de afrontar la realidad del sobreenvejecimiento en la sociedad, y para lo que se necesitan más recursos humanos, materiales y, sobre todo, económicos.

Ante esta falta de medios, Cecua propondrá en los próximos días al Gobierno andaluz que el 25% del Fondo Social Extraordinario se destine al sector de la dependencia con carácter finalista, al objeto de mejorar las condiciones de los gestores y profesionales, dado que la finalidad de este fondo es hacer frente a situaciones extraordinarias y de emergencia derivadas del covid-19, siendo las personas mayores los más vulnerables en la superación de la pandemia.

En este encuentro, la patronal lamentó las situaciones vividas en los momentos más críticos de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus y se destacó el esfuerzo realizado por todo el sector para prestar la mejor atención, a pesar de no haber contado con los recursos materiales, humanos, sanitarios, ni de protección suficientes. Por ello, reclaman la necesidad de mejorar la coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria que aún persiste, debiendo estar preparados ante un posible rebrote y afrontarlo con garantías sin dejar a nadie atrás. En esta tarea, consideran necesarios PCR urgentes y periódicos en todos los centros para mayores y servicio de ayuda a domicilio, así como equipos de protección individual, ante el desabastecimiento y encarecimiento desorbitado de los medios materiales.