Actualidad blanquiverde

El Córdoba CF y sus bandas, un terreno prolífico en reformas

Tras el capítulo de salidas, ahora solo con Carracedo y Adilson como bandas naturales, la entidad blanquiverde busca reforzarse en los extremos

Adilson Mendes, junto a Kuki Zalazar, Toril, Carracedo e Iván Rodríguez, en la celebración de un gol de la pasada temporada.

Adilson Mendes, junto a Kuki Zalazar, Toril, Carracedo e Iván Rodríguez, en la celebración de un gol de la pasada temporada. / Francisco fernández

Miguel Heredia

Miguel Heredia

En mitad de una marea de nombres, con otra buena amalgama de apuntes en la agenda y colocando algunas demarcaciones prioritarias entre ceja y ceja, sin caer en la precipitación, eso sí, se maneja todavía el Córdoba CF una vez acometidos los primeros movimientos de su nuevo proyecto en el presente mercado de fichajes, al que ya se han unido un puñado de refuerzos para Iván Ania

Con el desembarco de Xavi Sintes se fortaleció la zaga, en esa línea, la llegada de Nikolay Obolskiy dejó perfilada la delantera, mientras que Ramón Vila cerró la portería. El mediocampo, no obstante, anda en plena búsqueda de nuevos inquilinos tras la salida de Diarra (Tenerife), en paralelo con una zona de extremos, semi vacía, que después de las marchas de Simo Bouzaidi (Eldense) y Álvaro Leiva -final de cesión- tan solo mantiene a Carracedo y Adilson Mendes como atacantes puros por los costados. Por lo que toca reforzarse. 

Dos debutantes pujantes

Tanto el atacante catalán como el lisboeta, de este modo, quedan como los únicos futbolistas habituales en los extremos de cara al reestreno blanquiverde en Segunda División un lustro después, los dos, además, en condición de debutantes. Su rendimiento después de un curso sobresaliente en la categoría de bronce es precisamente el principal aval de cara a esta nueva etapa, a la que llegan reforzados y con una ristra de hitos estadísticos como respaldo. 

En lo referente al hospitalense, su aportación a lo largo de la campaña 2023-2024 en Primera RFEF ha sido mayúscula, dejando una reseñable labor pragmática. Comenzó titubeante, aunque una vez alcanzada la velocidad de crucero no bajó el ritmo. Un total de dos goles y la friolera de diez asistencias han acabado con su firma, dejando un rendimiento de menos a más, pese a un ligero declive en el último tramo, como fruto de su segunda temporada defiendo la elástica blanquiverde, en la que ha mantenido un crecimiento excepcional. Prueba de ello también ha sido su aportación sobre el verde, en el que ha sumado 2.983 minutos, siendo dueño y señor de la parcela derecha del ataque y cerrando como el segundo futbolista de campo más empleado a lo largo del campeonato natural por Iván Ania

Carracedo sostiene a Kike Márquez celebrando uno de sus goles del pasado curso.

Carracedo sostiene a Kike Márquez celebrando uno de sus goles del pasado curso. / A.J. GONZÁLEZ

Igual de destacado, aunque como una de las grandes sorpresas del curso, acabó a su vez el extremo portugués. Llegó libre tras descender con el Badajoz -previo pre contrato firmado meses atrás- y su adaptación fue inmediata. Durante los primeros compases del ejercicio tuvo que batallar por la titularidad con Simo Bouzaidi, con el que coprotagonizó un atractivo duelo en el perfil derecho. Se lo llevó con empeño y acierto, también con goles. Hasta nueve acabaron con su sello tras finalizar la temporada, así como dos asistencias, una de ellas en la fase de ascenso. Concluyó como la séptima pieza más empleada y, por momentos, su desequilibrio fue decisivo.

Como resultado, la ecuación conjunta entre ambos atacantes es clara, después de haber participado en hasta 33 de los 72 goles anotados por toda la plantilla a lo largo del curso, o lo que es lo mismo, habiendo tenido influencia en un 45% de la producción cordobesa. La adhesión puntual de otras piezas como Kike Márquez o Kuki Zalazar a los costados, además, ha contribuido en la tarea.

Adilson Mendes celebra junto a sus compañeros su gol en el Nuevo Colombino.

Adilson Mendes celebra junto a sus compañeros su gol en el Nuevo Colombino. / Francisco fernández

Margen de mercado

Con miras al cercano arranque de la pretemporada, estimada para mediados del mes de julio, sin embargo, la lógica obliga a la comisión deportiva blanquiverde a acelerar los tiempos para concretar nuevas incorporaciones en distintas posiciones estratégicas, con las bandas, por tanto, priorizadas en ese sentido. La aportación de futbolistas del filial invita a ser un recurso asegurado en la preparatoria, aunque el avance del calendario limita el margen de maniobra. 

En manos de Juan Gutiérrez «Juanito», Raúl Cámara y Javi Flores, más la supervisión de Antonio Fernández Monterrubio, CEO, y comunicación constante con el técnico Iván Ania, así, se desarrollará la tarea, que espera quedar encarrilada, o al menos parcialmente, durante las próximas fechas, aún con varios nombres de interés sobre la mesa e importantes decisiones en un horizonte realmente próximo.

Suscríbete para seguir leyendo