Actualidad blanquiverde

El Córdoba CF es despedido entre el calor de la afición en su salida hacia Barcelona

Antonio Fernández Monterrubio e Iván Ania capitanean la expedición blanquiverde a Barcelona

La directiva culé intenta que la taquilla actúe como rompeolas ante la marea blanquiverde

Ignacio Luque

Ignacio Luque

Cientos de aficionados cordobesistas se dieron cita n la estación del AVE de Córdoba para despedir a la expedición del Córdoba CF, camino de Barcelona. Familias completas, con bufandas, banderas y cartulinas dirigidas a sus ídolos blanquiverdes, hacían pasillo de los Antonio Casas, Yussi Diarra, Simo o Calderón, capitaneados por el consejero delegado de la entidad blanquiverde, Antonio Fernández Monterrubio, así como por Iván Ania y su cuerpo técnico, mientras que los más jóvenes chocaban las manos con sus ídolos y transmitían el apoyo. Ese apoyo que no podrán mostrar presencialmente en el estadio Johan Cruyff. Los equipos grandes ya han convertido en norma, incluso en Liga regular, limitar hasta el extremo el número de entradas a las aficiones rivales.

Es obvio que el respaldo a los segundos equipos, ni siquiera de los clubs más grandes del fútbol español, es más que limitado y como dicen los más castizos «no van a verles al estadio ni siquiera sus familiares». Conscientes de ello y con todo un ascenso a Segunda de por medio, el FC Barcelona decidió reducir al máximo el número de localidades al Córdoba CF, 150, ya que aficionados culés que se desplacen desde Barcelona a Córdoba para apoyar al segundo equipo culé se contarían por docenas, en el más optimista de los cálculos.

Calor en el AVE

Pero nada detiene la marea blanquiverde. Primero, despidiendo a la expedición del Córdoba CF en la estación del AVE. Y segundo, con su presencia en el Johan Cruyff, porque a buen seguro que esa zona de 150 localidades acotada por la directiva culé será mucho más amplia que lo deseado. El FC Barcelona necesitó casi cinco días para vender 5.850 localidades del Johan Cruyff. El Córdoba CF vendió en apenas 24 horas el 80%, como mínimo, de El Arcángel.

Monterrubio abraza a Ania en el andén de la estación del AVE de Córdoba.

Monterrubio abraza a Ania en el andén de la estación del AVE de Córdoba. / MANUEL MURILLO

El Barcelona intentó convertir la taquilla en un rompeolas con el que contener la marea cordobesista, pero esta salpicará de blanco y verde todo el Johan Cruyff.

Suscríbete para seguir leyendo