Diario Córdoba

Diario Córdoba

ACTUALIDAD BLANQUIVERDE

Una defensa nueva para el Córdoba CF

La política de renovaciones y las actuaciones de los protagonistas obligan a la entidad blanquiverde a consumir casi el 60% de sus fichajes de este verano en la zaga

Calderón y Gudelj, durante el encuentro del Córdoba CF contra Unionistas, en Salamanca. FRANCISCO FERNÁNDEZ

Mientras Antonio Fernández Monterrubio trabaja en el Córdoba CF en el nuevo organigrama que ha de plantear para optimizar la inversión de Infinity en la entidad blanquiverde, una verdad se va abriendo paso sobre el mercado estival de fichajes para la próxima temporada, en la que el conjunto cordobesista ha de aspirar, indudablemente, al ascenso a Segunda División A.

Política pasada de renovaciones

Por un lado, la política de renovaciones marcadas desde el pasado verano por Juan Gutiérrez Juanito dejó en el aire, cuando no sin camino, las continuidades de varios jugadores de la actual plantilla. MIentras que el gaditano sí planteó la renovación de Carracedo, así como la del cuerpo técnico y hasta el de su organigrama en la dirección deportiva, el resto del plantel asistió desde la caseta cómo el resto de posibles renovaciones se quedaban en el tintero y tan sólo se plantearían, con suerte, a partir de marzo. Así lo manifestó el propio Juanito en una entrevista concedida a este periódico, en la que sólo dejó como posible renovación al futuro de entonces, es decir, para marzo, la de Willy Ledesma. Dicha política, de alguna forma, ya se demostró que afectó al rendimiento de la plantilla y no la encajó nada bien el vestuario, que a partir de diciembre mostró su malestar, provocando la petición masiva de salidas del equipo tras la anunciada continuidad de Germán Crespo.

Germán Crespo y Juanito hablan en el banquillo antes de iniciar un encuentro del Córdoba CF.

Ahora, aquel plan también afecta a las incorporaciones del próximo verano. Además de que sólo nueve jugadores tienen contrato en vigor y de que alguno de ellos, pese a tenerlo, no tiene garantizada la continuidad (léase Canario o Ramón Bueno), las caras nuevas en el Córdoba CF, este verano, podrían llegar perfectamente a 14.

La política de renovaciones del último año ha provocado que si en el mejor de los casos el Córdoba CF incorpora 14 futbolistas este verano, como mínimo la mitad irán a engrosar su defensa, que ha quedado en cuadro -arrasada, en realidad- al término de la presente temporada.

Uno a uno

En el lateral derecho, Carlos Puga no continuará, como se sabía desde hace meses. El de Albuñol no tiene contrato con ningún equipo, pero la negociación para su renovación no llegará a los manuales del mundo del fútbol, ya que tanto la dirección deportiva blanquiverde como el agente del futbolista estuvieron, como mínimo, torpes en su desarrollo. En los dos últimos meses, el futbolista desapareció de las convocatorias aduciendo unos problemas de pubis que también sufría, por ejemplo, Simo Bouzaidi.

José Ruiz se vio favorecido deportivamente por la polémica con Carlos Puga y fue titular en las últimas nueve jornadas ligueras, a pesar de que el valenciano ha tenido algún problema físico prácticamente durante toda la temporada. El cuarto capitán del Córdoba CF también cumple contrato y cumplirá 34 años a lo largo de la próxima temporada, algo que el club debería tener en cuenta a la hora de plantearle una continuidad.

Jorge Moreno regresará al Rayo Vallecano tras una cesión en blanco y verde que ha sido una montaña rusa. Su atractivo reside en que la próxima campaña continuará siendo sub-23, aunque a la hora de valorar temporada es difícil con qué Jorge Moreno quedarse: con el del inicio, con el de mitad de campaña o con el de la fase final. El madrileño comenzó irregular, mejoró bastante en el último tramo de año pasado, pero en la segunda vuelta se desmoronó. Sin duda, le afectó la salida de Dragisa Gudelj y el descenso de rendimiento del resto del equipo, pero le faltó ese punto de personalidad para sobreponerse a los contratiempos, algo por otra parte lógico si se tiene en cuenta su edad.

Alberto Jiménez tampoco fue un central que terminara de convencer en los pocos meses que vistió la blanquiverde. Su calidad es indudable, también con el balón, pero tanto el aspecto físico como otros aspectos del juego (aparecía en la foto de casi todos los goles encajados en los tres últimos meses) no parecen aconsejar del todo su continuidad, a la espera de lo que pueda ofrecer el mercado.

José Alonso es otro de los defensas que cumple contrato. El onubense no convencía el pasado verano dentro de la entidad blanquiverde, aunque tenía contrato. Luego, insinuó su posible salida en el mercado invernal y el Córdoba CF no veía con malos ojos esa posible salida. Sin embargo, decidió finalmente quedarse en El Arcángel y terminó teniendo protagonismo, ya que Alberto Jiménez no llegó en su mejor momento físico, precisamente, y además surgió el problema de salud de Dragisa Gudelj. En todo caso, no tendría hueco en el Córdoba CF más allá de ser el cuarto central, algo que él no parecía aceptar esta última temporada.

Finalmente, el lateral izquierdo. Por un lado, Ekaitz Jiménez es una incógnita física. Se empeñó el club a finales del 2022 en que sería uno de los fichajes del mercado invernal después de estar 10 meses en el dique seco y se demostró que tras una lesión de larga duración un futbolista necesita tiempo. Los problemas en forma de microrroturas, distensiones o elongaciones han sido habituales en los tres últimos meses, de ahí que en caso de que se le ofrezca una renovación los servicios médicos del Córdoba CF, comandados por José Bretones, tendrán mucho que decir.

Al menos el 50%, defensas

Por otro lado, y para cerrar la defensa, está el caso de José Manuel Calderón. El jugador renovó por objetivos a principios del 2023, aunque desde su entorno ya advirtieron de que esa renovación recaía más en sus espaldas, es decir, que dependía de que él quisiera continuar, que ésta fuera de obligado cumplimiento. Para colmo, las circunstancias con Ekatiz Jiménez y la decisión arriesgada (y errónea) del club sobre el puesto han dejado la valoración del latera de Paradas en el aire. Una primera parte que por momentos fue espectacular dejó paso a otra en la que se le vieron los costurones, incluidos los anímicos o psicológicos.

Por lo tanto, si en el mejor de los casos el Córdoba CF ha de incorporar a 14 nuevas caras el próximo verano, al menos la mitad irán destinadas a conformar una defensa que será completamente nueva para un proyecto de ascenso. Nada fácil para la dirección deportiva que haya de conformarla, sea quien sea quien la componga.

Compartir el artículo

stats