Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

ACTUALIDAD BLANQUIVERDE

El Córdoba CF, la Quinta del Buitre y el Castilla de Champions

El conjunto blanquiverde sufrió los goles de Míchel o Butragueño, pero también el juego y la capacidad goleadora de los Casemiro, Fabinho, Jesé o Morata

21

El Córdoba CF contra el Castilla: de la Quinta del Buitre a los campeones de Europa LOF

La historia reciente -y no tan reciente- del Real Madrid se puede observar en los viajes que ha debido realizar el Córdoba CF para enfrentarse a su filial que, hay que recordar, es el único equipo asimilado en jugar una competición europea, la antigua Recopa, torneo que estaba reservado a los campeones de la Copa de cada país y del que fue finalista el 4 de junio de 1980, enfrentándose precisamente al Real Madrid.

Algo más de un año después de esa final copera y unos meses después de caer en la Recopa ante el West Ham, el Castilla recibía en el Santiago Bernabéu al Córdoba CF en la jornada 12 de la temporada 1981-82, en Segunda División A. Era la primera vez que los blanquiverdes se enfrentaban al filial madridista configurado como tal y era el segundo partido de un mito del banquillo blanquiverde: Pepe Escalante. El de Ciudad Jardín había debutado una semana antes en El Arcángel goleando al Getafe y, en teoría, en el Bernabéu se debía sentar Pachín, pero «una depresión» del técnico cántabro prolongó la permanencia de Escalante en el banquillo del Córdoba CF dos semanas más. Romeo Moya, presidente banquiverde de entonces, se sacó de la manga un técnico desconocido, que se decía entonces que llegó al banquillo blanquiverde gracias, precisamente, a su amistad con el entrenador de entonces del Real Madrid, Vujadin Boskov: Zdravko Rajkov. El serbio, entonces yugoslavo, logró la salvación del Córdoba CF aquella campaña.

El germen de la Quinta del Buitre

En aquel enfrentamiento entre el Córdoba CF se pudo asistir a lo que podría señalarse como el germen de la Quinta del Buitre. De hecho, el gol que encajaron los blanquiverdes en el empate logrado en el estadio madridista fue obra de Míchel González, hoy entrenador del Olympiakos, leyenda madridista y uno de los integrantes de la Quinta del Buitre. Emilio Butragueño, que daba nombre con su apodo a la Quinta, llegó a la plantilla del filial aquella temporada 1981-82, aunque en la segunda parte de la misma, por lo que ese año no se cruzó con el conjunto blanquiverde. El gol de Míchel (min. 6) lo igualó López Colodrero en el minuto 50 y el Córdoba CF terminó el encuentro en inferioridad numérica por expulsión de otra leyenda, en este caso blanquiverde, Perico Campos (min. 80). En aquel Castilla, además de Mïchel, estaban también Ochotorena o Chendo (hoy delegado del Real Madrid), entre otros, mientras que el Córdoba CF que alineó Escalante en aquel encuentro en el Bernabéu estaba formado por González, Varo, Vinuesa, Perico Campos, López Pérez, Urbano, Ramírez, Álvarez, Charles, Manolín Cuesta y Lalovic, relevando López Colodrero a Lalovic en el minuto 45 y Carrasco a Charles en el minuto 73.

Morata disputa un balón a Caballero, del Córdoba CF, en el 2013. LOF

Un año después volvió a visitar el Córdoba CF a un Real Madrid en el que Butragueño ya era titular (anotó un gol a Luna Toledano en el minuto 36), al igual que Míchel, que en aquella ocasión no marcó, pero sí asistió en el primer tanto del Castilla al Córdoba CF, que se impuso por 2-1, anotando Monzón el gol blanquiverde. Ya en aquella 1982-83 se incorporó el tercer elemento de la Quinta, Miguel Pardeza, con solo 17 años a la plantilla del filial madridista, campaña en la que el Córdoba CF descendió a Segunda B, categoría en la que permanecería 16 años, hasta su ascenso en Cartagena de 1999. En el siguiente año se completaría el grupo con Sanchís hijo y Martín Vázquez. Era la temporada 1983-84 y a finales de la misma nació la Quinta del Buitre como tal.

Crónica del primer Castilla-Córdoba CF, con un joven Míchel ante el blanquiverde Vinuesa (de arriba a abajo, segunda foto). CÓRDOBA

Fabinho y Casemiro

Si en su primer enfrentamiento con el Castilla, el Córdoba CF asistía al nacimiento de aquel grupo que fue locomotora para que años después el Real Madrid ganara cinco Ligas consecutivas, tres décadas pasaron para que se enfrentara a un Castilla muy diferente a aquel y en el que convivían talentos que triunfarían a nivel europeo muy poco tiempo después. Un Castilla al que ya se trataban como estrellas a varios de sus componentes y ante el que el Córdoba CF de Rafa Berges cayó por 4-0 en estadio Alfredo Di Stéfano, en Valdebebas, con dos goles de Álvaro Morata y otros dos de Jesé. Fue aquel encuentro en el que el actual delantero de la selección española no celebró ninguno de sus dos goles al Córdoba CF e incluso llegó a juntar sus manos, en gesto de pedir perdón, cuando marcó el cuarto de su equipo, de penalti y en el tiempo de descuento. Morata tiene vínculo con Córdoba a través de su madre, que tras divorciarse volvió a casarse con un cordobés, por lo que la infancia del delantero -sobre todo los veranos- está vinculada a la ciudad. Morata, con dos Champions con el Real Madrid y una Europa League con el Chelsea, tenía como compañeros en aquel Castilla entrenado por el peñarriblense Alberto Toril, a Fabinho, que en aquel encuentro actuó como lateral derecho y con el Liverpool ha ganado todo lo que se puede ganar colectivamente a nivel de clubs. Otros integrantes de aquel Castilla eran Casemiro (pentacampeón de la Champions, entre otros títulos), Lucas Vázquez (cuatro títulos de la máxima competición continental), Nacho (otros cinco títulos europeos) o el citado Jesé, que llegó a sumar dos titulos de Champions, también. Los exblanquiverdes Raúl de Tomás y Borja García, el cordobés Quini, José Rodríguez, Cheryshev, Mosquera, Óscar Plano o Diego Llorente eran otros nombres destacados de un Castilla estelar ante el que el Córdoba CF nada pudo hacer para frenarlo, a pesar de que los blanquiverdes, dirigidos por Berges, eran candidatos a eliminatorias de ascenso, puestos que estuvieron compitiendo hasta que el Córdoba CF decidió el relevo del técnico del Parque Figueroa, en la jornada 33.

Lopetegui en la portería y Del Bosque

Además de aquel encuentro con Míchel, el siguiente con Butragueño y el del doblete goleador de Morata, el Córdoba CF visitó en dos ocasiones más al Castilla. Una de ellas fue en Copa del Rey, con Julen Lopetegui en el arco madridista y Vicente del Bosque en el banquillo. Valentín era el talento emergente en el Córdoba CF, que quedó eliminado tras ganar 2-0 en El Arcángel y salir goleado en Madrid por 4-0, con dos goles de Adolfo Aldana. Y la última visita hasta el próximo domingo del Córdoba CF al Castilla fue en la temporada del ascenso blanquiverde a Primera División. El cordobés Quini, el exblanquiverde Lucas Vázquez y los que fueran tiempo después jugadores del Córdoba CF, Raúl de Tomás, Sergio Aguza y Noblejas, entre otros, formaban parte del filial blanco y el conjunto blanquiverde, dirigido aún por Pablo Villa, cayó por 3-1 en un choque que, sobre el campo, transmitió algo parecido a lo visto un año antes entre los mismos contendientes.

Y es que la historia del Córdoba CF en sus viajes a Madrid para enfrentarse al filial del Real Madrid han supuesto casi siempre asistir a un punto importante en la existencia del club blanco. De la Quinta del Buitre al Real Madrid de las Champions.

Compartir el artículo

stats