Kiosco

Diario Córdoba

LA BATALLA JUDICIAL

Jesús León declara en la vista por la acción rescisoria contra Bitton Sport

Es la segunda vez que lo hace, ya que en la anterior ocasión no se grabó bien su comparecencia | Oliver y Zulategui, con la empresa ya desaparecida, se juegan en total tres millones de euros

Jesús León, en la entrada a la Ciudad de la Justicia, hoy. A.J. González

Jesús León, expresidente del Córdoba CF, volvió a declarar finalmente este jueves en la vista oral por la acción rescisoria interpuesta por el entonces administrador concursal del Córdoba CF, Francisco Estepa, contra Bitton Sport, empresa de Luis Oliver y Joaquín Zulategui, como acreedora de la entidad blanquiverde por valor de tres millones de euros.

En realidad, Jesús León ya declaró en dicho juicio hace unos meses, pero su testimonio, así como el de otro testigo, al parecer no se grabó bien, por lo que hubo que convocar de nuevo a varios testigos para que reiteraran su declaración ahora, en septiembre. El montoreño acudió a la Ciudad de la Justicia acompañado de su abogado y de su esposa, por lo que aprovechó también para darse por notificado en la petición de la Fiscalía de más de ocho años de prisión por el caso de la casa en Madrid de Carlos González, juicio que se ve en el Instrucción 8 y que adelantó hace unos días este periódico.

En la demanda de acción rescisoria presentada por el administrador concursal se solicita la nulidad del contrato de prestación de servicios firmado el 24 de enero del 2018 entre el Córdoba CF y Sitnosport (también del entorno de Oliver y Zulategui), contrato que subrogó posteriormente Bitton. Asimismo, Estepa solicita la extinción del contrato -que contemplaba una cuantiosa indemnización- firmado en julio del 2018 de gestión deportiva de la entidad blanquiverde, por el que Bitton cobraba, por poner varios ejemplos en la reciente historia del club, cuatro veces y media más que Emilio Vega, seis veces más que Rafael Berges u ocho veces más que Pedro Cordero, estando este como jefe deportivo en Primera División, además.

Aparte, la prima de permanencia en Segunda del conjunto blanquiverde (un millón de euros) reportaba cinco veces más dinero a Bitton que a Pedro Cordero (200.000 euros) por mantenerse en Primera, por poner algún ejemplo cercano en la historia blanquiverde.

Jesús León, en la entrada a la Ciudad de la Justicia, hoy. A.J. González

Asimismo, Estepa indica en la demanda, a la que tuvo acceso este periódico, que el Córdoba CF de la 2018-19 tenía un volumen de negocio de 9,7 millones de euros y que únicamente en el pago a la empresa de Oliver por gestión deportiva le suponía a la entidad blanquiverde una obligación de 600.000 euros. El Granada, en la misma temporada aunque en Primera División, tenía una cifra de negocio de 27,6 millones de euros (el triple que la del club blanquiverde) y sus pagos a personal de todo tipo, incluyendo director deportivo, secretario técnico, médico, delegado, etcétera, le supusieron poco más de 480.000 euros.

Finalmente, la administración concursal solicita al juzgado que revierta los pagos realizados por el Córdoba CF SAD a Sitnosport y Bitton por casi 1,2 millones de euros, concretamente, 1.138.718,15 euros, es decir, Estepa solicita al juzgado que Oliver y todo su entramado devuelvan al club presidido ahora por Carlos González esa cantidad ya cobrada.

Compartir el artículo

stats