Kiosco

Diario Córdoba

Jesús León se enfrenta a una pena de entre cinco y doce años de cárcel

Tres de los cuatro delitos de los que se le acusa tienen un tipo máximo de tres años de prisión

Jesús León y su abogado, en la Ciudad de la Justicia. MANUEL MURILLO

El Juzgado número 5 de Instrucción de Córdoba emitió el pasado viernes el auto por el que se da por finalizada la instrucción que se sigue en el mismo contra Jesús León, expresidente del Córdoba CF, por su actuación en la entidad blanquiverde, motivo por el que fue detenido el 7 de noviembre del 2019. En el auto, al que tuvo acceso este periódico, el juez señala a León por cuatro supuestos delitos: apropiación indebida, administración desleal, blanqueo de capitales y falsedad en documento mercantil, por los que a partir de ahora, al montoreño se le abre el periodo de alegaciones. Deberá presentar su valoración pericial de su etapa en el Córdoba CF para rebatir los supuestos delitos de los que se le acusa. Posteriormente, deberá ser la Fiscalía la que realice su escrito de acusación y, finalmente, deberá ser Luis Rabasa, titular del Juzgado de Instrucción 5 de Córdoba, el que fije fecha para la apertura de juicio oral. 

Según fuentes jurídicas consultadas por este periódico, la pena a la que se enfrenta el que fuera máximo accionista del Córdoba CF oscila en una horquilla que va desde los 5 años hasta los 12 años de prisión, en función de los tipos penales que se le apliquen.

Tanto el delito de apropiación indebida como el de administración desleal oscilan entre una pena de seis meses hasta los tres años, aunque en alguno de ambos casos la pena puede llegar también hasta los seis años, algo que esas mismas fuentes consultadas descartan, en principio, en función de lo redactado en el propio auto. Asimismo, por el delito de blanqueo de capitales la pena puede llegar hasta los seis años, así como a pagar el triple del valor de lo defraudado. Finalmente, por el delito de falsedad en documento mercantil también el tipo máximo de pena puede llegar a ser de tres años, por lo que todos los delitos juntos, en caso de que finalmente se le probasen en juicio a León y se le aplicara, en alguno de ellos, el tipo máximo, al montoreño podrían condenarle a una docena de años de prisión. En el caso de que no se llegue a esos máximos, la pena acumulada al expresidente podría oscilar en una horquilla de entre siete y diez años. En todo caso, las mismas fuentes señalan que, más allá de estrategias procesales, el objetivo de la defensa de León será dejar en mínimo el número de delitos de los que se le acusa. Es decir, intentar que los delitos queden en solo uno o, como mucho en dos, ya que a mayor número de delitos -más allá de la pena en cada uno de ellos- hay mayor posibilidad de ir a prisión.

Compartir el artículo

stats