Kiosco

Diario Córdoba

ACTUALIDAD BLANQUIVERDE

El Córdoba CF y su tremenda satisfacción en la vuelta al trabajo

La plantilla se ejercitó por primera vez en esta segunda semana de competición, luciendo un gran ambiente tras la contundente victoria del debut ante el Unionistas | El grupo exhibió frescura a pesar del duro choque del sábado, con Ekaitz Jiménez de nuevo como única ausencia

Kike Márquez controla el balón durante la sesión de trabajo en la Ciudad Deportiva. Francisco González

La vuelta al trabajo del Córdoba CF tras su brillante estreno en Primera RFEF vino cargada de emociones, buen ambiente e ilusión en la primera sesión de entrenamientos de la semana, en la que el grupo se mostró visiblemente satisfecho tras debutar con goleada ante un Unionistas de Salamanca (4-1) que poco pudo hacer para frenar el frenesí inaugural blanquiverde. Los de Germán Crespo, de esta forma, emprendieron la rutina de prácticas de este martes con una sonrisa de oreja a oreja, lógica dadas las sensaciones, aunque con un punto de concentración extra tras probar de primera mano el sabor de la nueva categoría, que para este próximo domingo deparará un segundo choque de trenes ante otro rival de altura: el Fuenlabrada (19.30 horas, El Arcángel, InStat TV). 

La mañana inició desde primera hora en las instalaciones del estadio para la plantilla, lugar en el que se recibió una breve arenga grupal y el correspondiente intercambio de impresiones tras el duro duelo del sábado, seguido de un pequeño circuito de movilidad y fuerza. Una vez cerrado ese capítulo, el grupo se trasladó nuevamente a la Ciudad Deportiva, donde se produjo otra escueta charla encabezada por Germán Crespo y secundada por Álex Prieto, aunque caló hondo. El corrillo improvisado se disolvió apenas con el fin de las indicaciones, dando paso al calentamiento protocolario, con algo de carrera continúa, que fue seguido por dos extensos rondos que coparon buena parte del primer tramo de la matinal. Posteriormente, una vez también concluida la dinámica, el equipo se dividió en dos grupos para ensayar la combinación bajo presión en bloque alto -que fue asfixiante- y un partido a campo reducido en el que se dejaron los detalles de más calidad en la intensa mañana. 

La sesión de trabajo, que discurrió sin la presencia de Ekaitz Jiménez, como única baja en el parte médico, también estuvo acompañada por una notable cantidad de aficionados siguiendo la práctica de los de Germán Crespo, que no dejaron pasar el momento para fotografiarse con algunos de sus nuevos ídolos al término del entrenamiento, en especial por parte de los más pequeños. Antonio Casas, Simo y Carracedo fueron los más aclamados en este aspecto, mientras que algún que otro reconocimiento también acabó dirigido al propio Germán Crespo y a Javi Flores, que justo con el triunfo ante el Unionistas echó el guante a su registro centenario de victorias como blanquiverde. Los goles marcados durante la parte final de la dinámica despertaron algo de expectación en los fieles presentes, con un registro de suma puntería protagonizado por Fuentes, Simo y en especial por José Alonso, que se apuntó un auténtico golazo.

Carracedo, junto a Adrián Fuentes en un lance de la sesión de entrenamiento. FRANCISCO GONZÁLEZ

Fue una mañana cargada de emoción y trabajo para abrir boca en esta frenética segunda semana de Liga, en la que el equipo volverá a ejercitarse hasta cuatro veces más, con sesiones planificadas para este miércoles, viernes y sábado a partir de las 9.30 horas en las instalaciones de la Ciudad Deportiva del Camino Carbonell. El jueves, por otro lado, el grupo desarrollará su dinámica a puerta cerrada en el estadio, mientras que el domingo tendrá lugar el encuentro ante el combinado fuenlabreño, sin sesión previa en el mismo día, como modificación de última hora en el plan de trabajo emitido por la propia entidad a lo largo del pasado fin de semana. 

Un grupo entonado

La vuelta al trabajo también evidenció el buen tono físico con el que llega la plantilla a estos primeros compases de pretemporada. En el duelo ante el Unionistas, el ritmo y la intensidad de los blanquiverdes se mantuvo prácticamente intachable durante los 90 minutos de encuentro, algo que los rivales aquejaron durante el último tramo, en el que el Córdoba CF se sentía con muchas más fuerzas y frescura que su homólogo salmantino.

La entrada de las piezas del banquillo, unidas a la amplia pretemporada y la buena puesta a punto física, fueron algunas de las claves para echar el cerrojo a los primeros tres puntos en El Arcángel, algo que parece no haber pesado en absoluto a un plantel que durante la sesión de este martes volvió a dejar patente que tiene cuerda para todo lo que le echen. Ciertamente, el haber cerrado el bloque con tanta anterioridad y el haber desarrollado la precampaña precisamente enfocada a él, ha supuesto todo un acierto a la hora de potenciar el nuevo carácter de los de Germán Crespo, que reciben la segunda semana de Liga con una ambición e intensidad casi envidiables.

Compartir el artículo

stats