Kiosco

Diario Córdoba

ACTUALIDAD BLANQUIVERDE

El Córdoba CF pone en marcha el modo competición

La plantilla culminó la antepenúltima sesión de trabajo antes del estreno del sábado ante el Unionistas de Salamanca, haciendo especial hincapié en las parcelas estratégicas y tácticas a balón parado

Germán Crespo da indicaciones durante la sesión en la Ciudad Deportiva. A.J. GONZÁLEZ

No queda nada y el Córdoba CF lo sabe. Apenas unas horas, tan solo un par de días, separan al cuadro califa de su reencuentro con El Arcángel, ahora con puntos en juego, en una noche de fútbol que tras casi cinco meses desde el ascenso virtual del equipo a la nueva Primera RFEF se espera con evidentes ansias. La plantilla blanquiverde, tutelada por un concienzudo Germán Crespo, partió bajo la misma premisa, más aún durante la recta final de sus sesiones de trabajo antes del partido, al igual que fue la de este jueves, la antepenúltima parada antes de recibir al Unionistas (sábado, 21.30 horas, InStat), con otra mañana en la que la intensidad y los retoques finales coparon buena parte del protagonismo. 

El grupo arrancó con un buen ambiente que se tornó en un silencio sepulcral conforme inició el corrillo matutino, algo más corto de lo normal -a estas alturas todo está dicho-, aunque aún así el que el técnico incidió por enésima en los factores a trabajar antes del inminente duelo ante el combinado salmantino. Tras las indicaciones, llegaron las arengas, con varios de los futbolistas voceando y animando a sus compañeros antes de iniciar la mañana, también plagada de sonrisas. El resto discurrió conforme a lo acostumbrado, con el calentamiento y el circuito de fuerza y activación como entremeses, los rondos y ejercicios de finalización como aperitivo, para culminar con una ronda táctica en la que se trabajó el balón parado y la estrategia, a modo de plato principal e incluso postre para alegría de un nutrido grupo de aficionados presentes en la grada de la Ciudad Deportiva.

Durante la dinámica se dio continuidad a los conceptos y mecanismos tan ensayados durante toda la pretemporada, que pasarán a examen este sábado, unidos a nuevas pinceladas de Germán Crespo y Álex Prieto, que volvieron a incidir sobre los peligros del rival del sábado, ante el que tendrán que buscar la victoria. “Ellos no dejan ninguno arriba" o “quiero máxima concentración” fueron algunas de las muchas consignas que repitió reiteradamente el granadino, conforme inició el segundo tramo de un entrenamiento en el que tanto Kike Márquez como Cristian Delgado, tras llevar a cabo con normalidad la primera parte del mismo, siguieron desde fuera, sin seguir ejercitándose. Desde la esquina pudieron verse algunas de las nuevas variables del equipo para esta temporada, con algo de táctica encabezada por Simo Bouzaidi y Miguel De las Cuevas, además de buenas definiciones por parte de Javi Flores, que está firmando una puesta a punto realmente seria, al igual que el resto del equipo, que llega a tono como si de en pleno calendario liguero ya se encontrase

Jorge Moreno cabecea el balón durante un lance del entrenamiento. A.J. GONZÁLEZ

Así se desarrolló la sesión matutina de este jueves, a la que seguirán la del viernes a la misma hora en la Ciudad Deportiva, a partir de las 9.30 horas, y la del propio sábado, el mismo día del partido, con las instalaciones del estadio como sede y el estudio a fondo del rival como asignatura, unido a algo de trabajo previo al encuentro y las últimas indicaciones en la parcela estratégica. Esa práctica se celebrará a puerta rigurosamente cerrada, como el preludio de lo que se vivirá por la noche, con el redebut del equipo en la categoría de bronce y el reencuentro con El Arcángel. Ya hay ganas.

Las dudas de Germán Crespo

La llegada del primer partido de Liga también destapa una de las realidades a las que tendrá que hacer frente Germán Crespo a partir de ahora: la difícil tarea de decidirse por un once en concreto. Será una empresa tan sencilla como compleja para el granadino, para la que contará con infinidad de alternativas, aunque también con un duro rompecabezas a la hora de definir quiénes serán los integrantes de su primera alineación. “A día de hoy tengo mil dudas en el once que pueda jugar el primer partido”, reconocía tras el choque de la semana pasada ante el Pozoblanco (1-2), algo que unas pocas fechas después se presume en el mismo escenario, aunque con mucho menos margen para resolverse. 

Fue durante el curso 2021-2022 cuando se evidenció que al preparador le gusta jugar con las múltiples opciones y variantes de las que dispone, no se casa con nadie y los jugadores lo saben, por lo que todo el mundo ha de estar cuanto menos “enchufado” para ganar un hueco dentro de los exigentes esquemas de su técnico. Sin duda será uno de esos a los que catalogan de ese “bendito problema”, ya que la convocatoria podrá disponer de primera plantilla al completo y en plena forma para el estreno, salvando la ausencia de Ekaitz Jiménez, que todavía apura las semanas con vistas a reincorporarse al trabajo del grupo. 

Sea como sea. Juegue quien juegue. La pasión y la exigencia parecen innegociables. El modo competición está en marcha.

Compartir el artículo

stats