Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

ACTUALIDAD BLANQUIVERDE

Antonio Casas y Simo Bouzaidi: el dúo dinámico del Córdoba CF

La dupla de atacantes fue la más destacada durante el pasado curso, con vistas a revalidar su buen momento en el que ahora comienza | La continuidad de ambos, hasta 2025 para el rambleño y hasta 2024 para el de Olot, garantiza el futuro blanquiverde

Antonio Casas y Simo Bouzaidi, durante un entreno del curso pasado en la Ciudad Deportiva. MANUEL MURILLO

Mucha culpa de que al Córdoba CF le vayan bien las cosas la tienen tanto Antonio Casas como Simo Bouzaidi, la pareja de moda durante el pasado curso y el talento consolidado para el que viene. Son las figuras del rambleño y el de Olot algunas de las que se antojan totalmente determinantes de cara al complejo objetivo de volver al fútbol profesional, para el que sirven calidad y pegada al servicio de la filosofía de Germán Crespo, donde se sienten como pez en el agua. Enchufados, tal y como terminaron, han firmado una pretemporada de alcance, con registros y fútbol ilusionantes y que esperan ser revalidados con este nuevo desafío que llega, el de Primera RFEF, en el que ambos han de dar el paso definitivo al frente en sus carreras. Será su mayor reto.

Tras una temporada brillante, los jóvenes jugones se han alzado como dos de los mayores estandartes del nuevo Córdoba CF, para el que ya son marca, configurados como iconos de la afición y uno de los principales reclamos de El Arcángel, en especial para los más pequeños, que rápidamente han encontrado a sus nuevos ídolos dentro de la singular dupla que forman ambos atacantes. La sintonía, en este sentido, es total, con afinidad tanto dentro como fuera de los terrenos de juego, aunque potenciada siempre que sea sobre el verde, donde ambos hacen diabluras. Muestra de ello ha sido su aportación durante este período de preparatoria, en el que el rambleño ha conseguido alzarse pichichi con tres dianas en su casillero, y al que ha secundado el propio extremo con otros dos golazos para su galería de pretemporada, además de una andanada de regates. 

A estas alturas, resulta incluso difícil concebir que hace apenas año y medio sendos futbolistas militaban sin pena ni gloria en las filas del Sevilla Atlético, donde ninguno consiguió alzarse con la continuidad, confianza ni fuerza necesaria para mostrar sus verdaderas señas, algo que tras un curso fulgurante como blanquiverdes han conseguido realizar con una brillantez tremenda. Ha sido bajo la mano de Germán Crespo donde los dos futbolistas están encontrando todos los ingredientes necesarios para despuntar, habiéndose ganado sus renovaciones a pulso, hasta 2025 para el cordobés y hasta 2024 para el hispano-marroquí, a la par que asegurando el talento para el futuro, que se presume prometedor para este dúo dinámico que se divierte en el Córdoba CF.

Antonio Casas y SImo Bouzaidi, durante una sesión de trabajo esta pretemporada. MANUEL MURILLO

Antonio Casas, el hombre gol

Lo de Antonio Casas ya no sorprende a nadie. Un joven sencillo, natural, de La Rambla, pero con un talento para el gol descomunal. Su campaña 2021-2022 avala su posición en el equipo este año, tras un primer curso en el que pasó de suplente, al revulsivo por excelencia, para terminar como la verdadera referencia en punta de ataque, donde formó dupla con Willy Ledesma e incluso consiguió alzarse como máximo artillero del Grupo 4 de Segunda RFEF, con 17 tantos y muchos menos minutos que la mayoría de adversarios por esa condición. Ahora, la situación es bien distinta, el ariete se ha labrado un hueco significativo en los planes de su técnico, del que cuenta con plena confianza, por lo que tiene todas las papeletas para partir como titular en este curso, aunque siempre sujeto a la extrema competitividad que impera dentro la nueva plantilla blanquiverde, donde existen múltiples alternativas -de garantías- para cada puesto, en especial para la delantera.

Será sin duda una buena reválida para Antonio Casas, de la mano de una categoría mucho más exigente a todos los niveles, aunque también con escenarios de calibre idóneos para exhibir esa pegada característica que le ha valido ser una de las renovaciones “estrella” para esta campaña que ahora inicia. Su continuidad ha sido motivo de alegría para el respetable de El Arcángel, que cada vez corea con más fuerza el nombre de su nuevo buque insignia, un hombre de la casa como es el rambleño. 

Antonio Casas y Simo Bouzaidi, durante la celebración del ascenso en Mérida. CCF

Simo Bouzaidi, la magia

El de Olot es puro talento. Vocación ofensiva en su máxima expresión. Vértigo, a fin de cuentas. Incontables adjetivos que no aciertan a definir a un futbolista diferente, uno de esos que tanto gustan en el Córdoba CF, que cada vez que arranca por banda siempre es sinónimo de que algo puede suceder. Durante el pasado ejercicio, el extremo fue sin duda una de las grandes noticias positivas, ya desde pretemporada, donde dejó señas de lo que podría aportar al esquema blanquiverde. Tras un curso sobresaliente, las expectativas quedaron suscritas con un rendimiento superlativo, incluso en la faceta anotadora, donde Mohamed Bouzaidi Diouri, como conocido simplemente por Simo, llegó a firmar la friolera de siete goles y seis asistencias, siendo a su vez el tercer futbolista más empleado por Germán Crespo a lo largo de la totalidad del curso.

En este que se avecina, por otro lado, el hispano-marroquí llega consolidado como un auténtico baluarte en la plantilla. Cargado de galones y con una puntería y atrevimiento renovados, que también le han valido alguna que otra diana durante la pretemporada. Por sus botas pasará sin duda buena parte del peligro de este nuevo Córdoba CF, al que con la continuidad de ambas piezas, también Casas, se le presentan muchos potenciales días de gloria en la etapa que ahora comienza. Vaya dupla. 

Compartir el artículo

stats