Kiosco

Diario Córdoba

ACTUALIDAD BLANQUIVERDE

El Córdoba CF aborda en Badajoz una prueba de nivel

El conjunto de Germán Crespo cerrará la pretemporada con un amistoso en el Nuevo Vivero ante un rival que será vecino en la Primera RFEF

Willy Ledesma, en primer plano, en el saludo al Pozoblanco en el último amistoso. Antonio Jesús Dueñas

Se le notan las ganas de arrancar ya en serio, de competir por los puntos, de tener la oportunidad de retomar las sensaciones que le han servido de combustible emocional durante los últimos meses. El Córdoba CF afronta este sábado (Nuevo Vivero, 20.30 horas, PTV) un partido ante el Badajoz -vecino de la Primera RFEF- que supondrá el cierre de la pretemporada para los de Germán Crespo. Lejos quedaron ya aquellos tiempos en los que el levantamiento del telón de la Liga era un acontecimiento inquietante, que despertaba fantasmas y atormentaba a los profetas del apocalipsis. 

El Córdoba actual, recién ascendido -resucitado, habría que decir- desde una división abisal como la Segunda RFEF, ha conseguido una vez más transformar un episodio desgraciado de su existencia -la caída en picado desde la élite al submundo- en una estimulante prueba.  Tras tocar fondo se ha impulsado con fuerza y ha conseguido, más allá del éxito deportivo, recuperar algo de extraordinario valor: el respeto de los adversarios y el lustre de su escudo en el mapa del fútbol nacional. Ya incluso le señalan como equipo favorito a pelear por el ascenso cuando es un recién llegado.

En El Arcángel no le hacen ascos a los halagos, pero tampoco parecen dispuestos a adormecerse. No lo van a permitir, entre otros, el entrenador, un Germán Crespo que se ha puesto en el escaparate después de hacer realidad lo que otros ni siquiera pudieron soñar: cumplir los planes con el Córdoba CF. El granadino encara su tercera temporada al frente de la primera plantilla -la primera, cuando llegó del filial, fue solo en el final de la 20-21- como una prueba formidable. Ya ha conseguido implantar un sello propio y ha dejado de lado el papel de apagafuegos, que viene siendo la oportunidad laboral para la mayor parte del gremio de los banquillos. A Crespo le entienden sus futbolistas de primeras: apenas quedan un par de la época en la que el accedió al cargo. Todos los demás fueron llegando para habituarse a la mejor sensación del deporte: ganar. 

Con esa misma dinámica quieren cerrar hoy la fase de amistosos de pretemporada en el Nuevo Vivero, un recinto clásico en el que el Badajoz -ahora bajo el control de un conocido en el Córdoba CF, Luis Oliver- lucha por recuperar un sitio predominante en el fútbol extremeño tras el hundimiento y destrucción del histórico Extremadura.

La ocasión para ensayar

«Es el último partido para probar cosas y, sobre todo, para intentar terminar con las buenas sensaciones que hemos tenido durante la pretemporada», declaró Germán Crespo en las vísperas del tercer examen ante un vecino de división. En los anteriores ganó al Linares (1-3) y al Mérida (3-2), «Es un rival de nuestra categoría, en buen campo, un buen estadio, y al que vamos con la idea de seguir mejorando todos los conceptos, automatismos y demás que estamos trabajando», apunta el preparador nazarí, que en la última cita veraniega apenas movió el equipo. En Pozoblanco, ante el titular de la localidad, de Tercera RFEF, solamente hizo dos movimientos en el once dando entrada en los últimos minutos a Adrián Fuentes y Sergio Benito. Todo apunta a que el grueso de la alineación ante el Badajoz lo formarán los que no actuaron en el Memorial Juan Sepúlveda. Estará disponible Antonio Casas, que se retiró con un fuerte golpe lumbar en Pozoblanco del que se recuperó. El rambleño, máximo goleador del verano con tres dianas, se integró sin problemas en el último entrenamiento en la Ciudad Deportiva. 

«La semana siguiente ya tenemos Liga, donde nos va la vida y con esa idea vamos, a intentar que no haya lesiones, que también es importante para encarar la semana de competición, y si luego nos podemos traer la victoria para terminar con ese buen sabor de boca en cuanto resultados, mejor que mejor», apunta Crespo.

El Badajoz, entrenado por Jové, se presentará ante su afición después de una pretemporada positiva. Perdió en Jerez de la Frontera ante el Al-Arabi (2-1), completando su preparación con un 0-0 ante Os Belenenses y Don Benito, victorias ante el Olivenza (0-2) y el Montijo (0-1) y un empate (1-1) en el Príncipe Felipe contra el Cacereño, aunque se llevó el trofeo en la tanda de penaltis.

Será el último fin de semana de fútbol de ensayo. Después se abrirá la cuenta atrás hacia la Liga, cuyo inicio para el Córdoba CF será el sábado 27 de agosto, a las 21.30 horas, en el estadio El Arcángel frente al Unionistas de Salamanca.

Compartir el artículo

stats