Kiosco

Diario Córdoba

ACTUALIDAD BLANQUIVERDE

El Córdoba CF y sus seis sub-23: historias con futuro

Antonio Casas, Carlos Puga, Jorge Moreno, Calderón, Cedric Teguia y Pablo Picón componen una brigada de jóvenes que tendrá peso dentro del equipo

Cedric Teguia en su presentación como jugador del Córdoba CF. AJGONZALEZ

El Córdoba CF no es un recién ascendido al uso. Tampoco es un candidato a pelear el ascenso que cumpla el retrato más ortodoxo. Es un híbrido, tiene de todo un poco. Su modo de comportarse en los tiempos más recientes provoca recelo -o directamente temor- en su vecindario en la Primera RFEF, donde todo el mundo se ha apresurado a colocarle la etiqueta de favorito junto a otros como el Deportivo de La Coruña, el Fuenlabrada o el Alcorcón. En El Arcángel lo aceptan, pero no se pavonean por ello. Se saben diferentes. Para empezar, todos los equipos citados llegan al curso 22-23 tras haber suspendido el anterior: unos, los gallegos, por pifiarla en el play off en su propia casa y los otros por haber sufrido el traumático descenso de categoría y su consiguiente revolución. Todos van a por lo mismo, pero los puntos de partida son distintos. 

En la casa blanquiverde no se mueven de su política a la hora de formar la plantilla. Se la juegan con un entrenador emergente como Germán Crespo, que crece de la mano del club, y con una brigada de sub-23 que, lejos de ser un relleno o un engorro necesario por la normativa, se presenta como una batería de recursos de primer orden. Exceptuando al último en llegar -el portero Picón, por la marcha de Jaylan-, todos tienen en principio un rol relevante en la aventura cordobesista en la Primera RFEF. Será para todos ellos el curso de sus vidas: su rendimiento con la blanquiverde puede ser la palanca que impulse sus carreras profesionales en una edad clave. Todos llevan una historia detrás y un plan de futuro bajo el brazo.

Antonio Casas celebra un gol ante el Mérida en El Arcángel. AJGONZALEZ

Antonio Casas: un icono blanquiverde

Cada vez que aparece en El Arcángel se produce un murmullo especial en la grada. Antonio Casas (La Rambla, 2000) es «un jugador que hará historia» en el club, como insistió el presidente, Javier González Calvo, desde meses antes de que se resolviera un episodio inquietante: el de su renovación con un Córdoba CF en el que encajó como un guante. Su estilo en el campo es de los que que gusta a la afición local, que se enamora más de los que revientan físicamente que de los que se dedican al postureo. Fue el máximo artillero en la pasada temporada (19) y es el que más goles ha metido en los amistosos de verano (3). El club le amplió el contrato hasta 2025 y Casas tiene ante sí una prueba titánica. 

En una categoría superior y más exigente, con mayor competencia interna -se quedaron Willy y Fuentes, fichó Sergio Benito- y una condición ya de jugador importante, le toca dar un paso adelante. Es un icono juvenil para la hinchada, una de esas presencias necesarias para ser espejo de generaciones de canteranos

Carlos Puga, en el partido ante el Villarreal B en El Arcángel. AJGONZALEZ

Carlos Puga: talento en la ruleta rusa

Germán Crespo le echó las redes para el filial y le sacó como titular en el primer equipo el mismo día en que debutó en el banquillo de El Arcángel, en 2020. Que el Córdoba tiene fe en Carlos Puga (Albuñol, Granada, 2000) ha quedado claro en su presencia continuada en los planes del técnico. Luego, claro, está todo lo demás.

El lateral derecho, cuyo contrato expira en 2023, entró en la órbita de otros clubs y su situación se enturbió: el Córdoba le hizo una oferta de renovación que no obtuvo respuesta y ahi quedó todo. No llegaron propuestas firmes por él, no se marchó y en verano está trabajando como uno más. De aquí a diciembre podrían variar las cosas... o no. Un año crucial para él.

Calderón, en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva. FRANCISCO GONZALEZ

José Manuel Calderón: buscando la vía del progreso

Uno de esos futbolistas cuyo talento en el césped contrasta con una trayectoria errática, sin continuidad y salpicada por la polémica. A José Manuel Calderón (Paradas, Sevilla, 2000) le seguía Juanito, el director deportivo blanquiverde, desde hace tiempo. Le conocía de la cantera del Real Betis, donde fue internacional, progresó y llegó a debutar a las órdenes de Pellegrini en Primera, pero... El lateral zurdo salió de Heliópolis tras un expediente disciplinario y se enroló en el San Fernando, de Primera RFEF, del que se fue también envuelto en un asuntos sombríos que fueron desvelados por la propia entidad de la Isla, sin entrar en detalles, en el momento de su salida. Un caso extraño.

Una apuesta del Córdoba CF con el aval de Juanito. En pretemporada, tras recuperarse de molestias físicas, ha entrado en la dinámica de partidos con mucho entusiasmo. Clase tiene de sobra. Su papel cobra mayor importancia ante las dificultades del Córdoba en esa posición, donde Ekaitz Jiménez, titularísimo mientras estuvo sano, lleva sin competir desde el pasado mes de marzo.

Jorge Moreno, en el partido ante el Villarreal B en El Arcángel. AJGONZALEZ

Jorge Moreno: un joven con horas de vuelo

«Llego a pelear por un puesto de titular», dijo a su llegada al Córdoba CF, que le incorporó en calidad de cedido por el Rayo Vallecano. La entidad madrileña confía en él. Le renovó hasta 2024 antes de mandarle a préstamo a El Arcángel, donde Jorge Moreno (Madrid, 2001) debe evolucionar en su madurez como defensa central, una posición en la que ya mostró su aptitud en la pasada temporada con la Cultural y Deportiva Leonesa en la Primera RFEF. Jugó 32 partidos oficiales con un desempeño notable pese a su juventud. 

En la pretemporada cordobesista ha protagonizado prometedoras actuaciones al lago de Dragisa Gudelj en el eje de la zaga, donde tendrá la competencia de elementos más veteranos como José Cruz, José Alonso o el recién llegado Ramón Bueno.

Cedric celebra un gol del Córdoba CF ante el Villarreal B en El Arcángel. AJGONZALEZ

Cedric Teguia: la pasión sin freno

El Córdoba CF debe ser el escaparate definitivo para Cedric Teguia (Douala, Camerún, 2001), cuyo porvenir como profesional bascula entre su contrato con el Atlético de Madrid y la posibilidad de proyectarse en un club en fase de renacimiento como el blanquiverde. Con partidos acumulados en Segunda División con el Albacete y el Oviedo, en los que también pasó etapas cedido por la entidad rojiblanca, Cedric ofreció un curso excelente en la última edición de la Primera RFEF con el Celta B (33 partidos, 4 goles).  

El extremo izquierdo, internacional con España -tiene doble nacionalidad- en una veintena de ocasiones desde sub-17 a sub-20, ha ingresado en El Arcángel con muy buena actitud y unos deseo irreprimibles de mostrar su potencial. En la pretemporada se estrenó marcando un doblete contra el Mérida en El Arcángel. Su potencia física y su habilidad para generar espacios en la defensa dan una nueva dimensión a la línea de ataque del Córdoba. 

Pablo Picón, en Chapín con el Córdoba CF. Ana Moreno

Pablo Picón: la última pieza del puzle

El último fichaje del Córdoba CF, que se encontró con la marcha de Jaylan Hankins al Lincoln Red Imps de Gibraltar y la necesidad de cubrir una ficha de portero sub-23 para poder contar con las 24 totales. Pablo Picón (Valencia, 2000), que ha tenido una vida deportiva ligada a las divisiones formativas del Levante UD -exceptuando unos meses de cesión en el Mérida-, llega en propiedad y por un año a El Arcángel.

Compartir el artículo

stats