Kiosco

Diario Córdoba

LA PRETEMPORADA

El Córdoba CF pone estilo y sudor para vencer a un correoso Xerez DFC

José Ruiz y Antonio Casas firman los goles para el conjunto de Germán Crespo, que conquistó el primer Trofeo Pepe Ravelo tras un tenso encuentro en el estadio de Chapín

14

En imágenes Xerez DFC Córdoba CF Ana Moreno

Le va fenomenal al Córdoba CF este verano. Ensaya y gana, que es la mejor forma de aprender y de convencerse de que los discursos -siempre optimistas en los albores de la Liga, aquí y en todas partes-, tienen fundamento. Los de Germán Crespo se impusieron por 0-2 al Xerez Deportivo FC en Chapín, un escenario fetiche. Ahí empezó todo en la pasada Liga de los récords y el ascenso. Y ahí dejaron los blanquiverdes en una noche de agosto el sello de su estilo en una jornada complicada, ante un contrario enrabietado, que concluyó con la conquista del Trofeo Pepe Ravelo, en honor a la leyenda xerecista y ex jugador cordobesista en los gloriosos años sesenta.

Germán Crespo optó esta vez por alinear de inicio un once similar al que terminó el partido ante el Mérida, con ocho veteranos y tres fichajes. Una formación con oficio, en la que recuperaron el sitio los centrales José Alonso y José Cruz, ocupando los flancos José Ruiz y, por primera vez, Calderón. Apostó el técnico por la fiabilidad de los clásicos para proteger la portería de Carlos Marín, también en día de retorno.

Los cordobesistas salieron con empaque y seguridad, realizando buenas circulaciones de balón ante un Xerez DFC intimidado por la presencia del adversario. Bernal la tuvo clarísima a los cuatro minutos, pero su zurdazo lo envió a córner Quesada. Poco después, el meta local también se tuvo que estirar a ras de césped para desviar un latigazo de Willy ajustado al poste. El Córdoba tenía el mando y el Xerez se resistía como podía, con presión y metiendo la pierna con determinación. Saltaban chispas en el césped. La etiqueta de amistoso sonaba a chiste. 

Los anfitriones se fueron rehaciendo. Javi Navas buscaba las cosquillas a Calderón por la banda y Gianluca Simeone -hijo del entrenador del Atlético de Madrid- se dejaba ver por el área con un aire pendenciero. Sin situaciones francas, solo amagos. El encuentro se afeó y los blanquiverdes no estaban cómodos. Los continuos parones rompieron mucho el ritmo, pero los de Crespo estaban mejor.

Sergio Benito pudo anotar en un mano a mano que le sacó Quesada y después en un remate de cabeza picado, muy difícil, que también abortó el meta local. Javi Flores y Simo se aliaron en varias jugadas en las que descosieron a la línea de zagueros con paredes, pero el asunto no fue a mayores. De modo más directo lo intentó Willy, que recibió de Simo tras una cabalgada del marroquí y probó de nuevo con un tiro raso a un Quesada que ya iba sobrecargado en su jornada laboral. El intermedio llegó para el Córdoba con la agria sensación de no haber podido convertir alguna de sus oportunidades ante un Xerez DFC que se iba envalentonado.

Un segundo tiempo alterado

Lluis Tarrés ocupó la portería en la segunda parte, con Ramón Bueno de central y Manolillo en el lateral zurdo, cubriendo las salidas de José Cruz y José Calderón. El periodo comenzó candente. No habían pasado ni cien segundos cuando Javi Navas soltó un perchazo a Manolillo que propició la asistencia médica al canterano blanquiverde y una segunda tarjeta al jugador local, que se marchó cabeceando tras dejar a los suyos con diez para el resto de un encuentro que ya quedaba condicionado.

El arreón del Córdoba no se hizo esperar. A los 54 minutos, José Ruiz rompió el equilibrio en el marcador con una acción de clase. El lateral de Picassent recibió un pase en largo y se quedó con el meta en frente, obligado a buscar una definición imaginativa porque el rival se le echaba literalmente encima. Ruiz toco con suavidad el balón, que se elevó en globo para bajar dentro del marco, pese a que dos xerecistas se lanzaban para interceptarlo.

Con el 0-1 se acentuaron los gestos ásperos en el campo, con la afición encendida y los locales con la coartada perfecta -agraviados por la expulsión y ante un equipo de categoría superior- para comportarse con un plus de ardor. Con el pleito bastante embarrado, llegó el momento clásico en esta pretemporada en la pizarra de Germán Crespo. El granadino realizó una sustitución masiva, dejando solo al portero. La transfusión de sangre joven le vino bien al Córdoba para intensificar la presión y entorpecer los intentos del Xerez de llegar arriba. Baena lanzó muy alto cuando estaba en buena posición a falta de diez minutos. El Córdoba aguantaba la situación de presión, más por el ambiente generado que por los argumentos futbolísticos de un Xerez DFC que ya tiraba por la vía de las vísceras. El juego se tuvo que detener a falta de cinco minutos por un rifirrafe en la banda, con agarrones, bravatas y Carracedo saliendo del césped con un pisotón. El árbitro, que no sacó tarjetas, parecía tener también ganas de cerrar esa turbia noche. Casas, en el tiempo añadido, firmó el segundo gol del Córdoba. Ni siquiera se sacó de centro. Los planes de Crespo siguen en buena vía.

Ficha técnica:

0 -Xerez DFC: Quesada, Oca, Sergio Martínez, Rasines, Razvan, Salama, Joao Paulo, Bello, José Ramón, Gianluca Simeone y Javi Navas. También jugaron: Carri, Edu Salles, Baeza, Erik Aguado, Ricky Castro, Antonio Miguel, Samu, Rifat, Hugo y Salvi.

2 - Córdoba CF: Carlos Marín, José Ruiz, José Alonso, José Cruz, Calderón, Álex Bernal, Javi Flores, Kike Márquez, Simo Bouzaidi, Sergio Benito y Willy Ledesma. También jugaron: Lluis Tarrés, Manolillo, Ramón Bueno, Carlos Puga, Diarra, Christian Delgado, Christian Carracedo, Fer Romero, Cedric Teguia, Dragisa Gudelj, Jorge Moreno, Miguel De las Cuevas y Antonio Casas.

Árbitro: Abraham Hernández Maestre. Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Sergio Martínez y Javi Navas (2, expulsado en el minuto 46) y al cordobesista José Ruiz.

Goles: 0-1 (54’) José Ruiz. 0-2 (90’) Antonio Casas.

Incidencias: Partido amistoso disputado en el Estadio de Chapín. Primer Trofeo Pepe Ravelo.Unos 2.500 espectadores en las gradas.

Compartir el artículo

stats