Kiosco

Diario Córdoba

LA CRÓNICA

El Córdoba CF coge ritmo y supera al Mérida en El Arcángel

Los de Germán Crespo dejan una notable imagen en El Arcángel con el liderazgo de un inspirado Cristian Carracedo y los goles de Antonio Casas y, por partida doble, de Cedric Teguia

49

Córdoba CF - Mérida, en imágenes A. J. GONZÁLEZ

Cuando vuelva a El Arcángel será para afrontar la Liga. El Córdoba CF se marchó dejando a sus aficionados entonando cánticos y con ganas de más. Venció al Mérida y esparció ilusiones en el sexto partido de una pretemporada exigente, en la que cada examen lo está superando con nota. Le va bien en el campo, que es donde realmente se sustancia todo, así que puede albergar esperanzas con fundamento. De eso se trata en verano, donde todos sueñan con ser mejores.

Con el aroma de la competición dejándose sentir, el poder de seducción de los partidos de pretemporada se reduce para los aficionados. Ya hay ganas de dar el siguiente paso, de sentir el vértigo de los puntos en juego. Los amistosos lo son cada vez menos. El Córdoba y el Mérida portan dos escudos de peso. El curso pasado fueron vecinos en el cenagal de la Segunda RFEF y ahora comparten escenario en el escalón superior, que aún no colma del todo sus expectativas pero que les sirve para hacer sentir a los suyos esa estimulante sensación de estar en alza. Los de Germán Crespo se exhibieron a ritmo de récord, dieron el salto precisamente en el Romano de Mérida y mantienen esa efervescencia ganadora y valiente, de la que se están contagiando los nuevos. Especialmente Cristian Carracedo, que estuvo punzante por su banda desde el arranque. El catalán dio el primer susto a Javi Montoya, que intervino también en un disparo forzado de Casas. Los anfitriones mandaban ante un Mérida que estaba a verlas venir. 

Parece que Crespo tiene claro que va a atornillar al centro de la defensa a Dragi Gudelj y Jorge Moreno, que se entienden bien. Son jóvenes y nada alocados en el césped. En el medio, Diarra está también labrándose un sitio. Los puestos estarán muy cotizados en el once, nadie quiere quedarse atrás. Ni de los nuevos ni de los clásicos. De las Cuevas, con el brazalete de capitán, enseñó su mejor perfil. A balón parado tiene un plus. Al cuarto de hora, en un brillante lanzamiento de falta, hizo volar a Javi Montoya. Cedric, muy activo, también la tuvo de cabeza. Puga y Carracedo se compincharon para percutir por la derecha, con el jabato Manolillo incansable por la zurda. El Córdoba tenía buena pinta. En la grada había sonrisas.

Casas, en su oficio

El que no pierde el instinto es Antonio Casas. Un pase largo de Diarra lo cazó con pericia para conducir y colocar con la derecha ante la salida del meta del Mérida. Con el 1-0, siguió a lo suyo. El equipo de Crespo actúa con confianza, desprendiendo fiabilidad. El Mérida buscaba a Lolo Plá, su hombre más talentoso arriba, para dar la réplica. No encontraba la manera.

De las Cuevas pidió penalti y segundos después marcó un gol que le anularon por fuera de juego. El alicantino protestó de forma tibia. No hay gestos torvos en un Córdoba que juega casi de memoria, a veces hasta con suficiencia. Y eso puede llevar a malas consecuencias. Jorge Moreno se equivocó al sacar la pelota en una situación franca y se la dio a Artiles. Lo aprovechó Lolo Plá -saliendo en posición de fuera de juego- para plantarse delante de Felipe Ramos y firmar un inesperado empate en el minuto 30.

Los de Juanma Marrero se vinieron arriba. Presionaron con más determinación y generaron situaciones de riesgo con Nando Copete y Viñuela. En el tramo final, el Córdoba lo pasó peor y se marchó al vestuario con la irritante sensación de haberse dejado una tarea por terminar. Fue protagonista para todo: creó peligro para el rival y para sí mismo. Y le pasó factura.

Carracedo, un espectáculo

El cambio en la portería de Felipe por Marín fue el único tras el descanso. El Córdoba se plantó con brío, dispuesto a retomar el control. Lo hizo muy pronto, en una acción en la que Cedric pugnó por llevarse la pelota y la colocó lejos del alcance de Montoya. El camerunés firmó su primer tanto con la blanquiverde. Un ratito después hizo su doblete. Ajustó la pelota para poner el colofón a una acción formidable de Carracedo, que tenía una noche de dulce. El extremo se fue de todos con un catálogo de engaños -cambio de ritmo, caño...- a quienes le salieron el paso y se la dejó franca a Cedric para que el talento cedido por el Atlético hiciera estallar la grada del estadio. La felicidad no termina en El Arcángel, donde se acumulan triunfos desde hace ya un buen puñado de meses.

A veinte minutos del final, Germán Crespo cambió a todo el equipo excepto al portero. Algo que solo puede suceder en verano. Y una demostración de que el técnico granadino dispone de un arsenal de recursos más que interesante, con puestos doblados y un nivel de competencia interna que se deja sentir hasta el más mínimo detalle. Calderón, en sus primeros segundos en El Arcángel, se tiró a ras de césped para frenar una contra. Willy, Simo, Sergio Benito, Kike Márquez... Hubo situaciones, pero fue el Mérida el que se acercó en el marcador. El árbitro vio agarrón de Javi Flores en un forcejeo en el área y pitó penalti. Lo ejecutó Nacho Goma para poner algo de picante en unos minutos finales en los que el Córdoba se comportó con oficio.

Ficha técnica

3 -Córdoba CF: Felipe Ramos, Puga, Jorge Moreno, Gudelj, Manolillo, Ramón Bueno, Diarra, Miguel De las Cuevas, Cedric Teguia, Carracedo y Antonio Casas. También jugaron: Carlos Marín, José Ruiz, José Cruz, José Alonso, Calderón, Álex Bernal, Javi Flores, Simo, Kike Márquez, Willy Ledesma y Sergio Benito.

2 -Mérida: Javi Montoya, Bonaque, Erik, Kamal, Lolo Plá, Meléndez, Luis Acosta, Nando Copete, Viñuela, Álvaro Ramón y Artiles. También jugaron: Sandoval, Larrubia, Carlos Cinta, Nacho González, Busi, Cuéllar y Nacho Goma.

Árbitro: Manrique Antequera. Amonestó con tarjeta amarilla a Casas y Calderón, del Córdoba, y a Erik y Larrubia, del Mérida.

Goles: 1-0 (17’) Antonio Casas. 1-1 (30’) Lolo Plá. 2-1 (47’) Cedric Teguia. 3-1 (60’) Cedric Teguia. 3-2 (85’) Nacho Goma, de penalti. 

Incidencias: Partido disputado en el Estadio Municipal El Arcángel. Sexto amistoso de la pretemporada blanquiverde. Unos 4.000 espectadores.

Compartir el artículo

stats