Kiosco

Diario Córdoba

LA PREVIA

El Linares Deportivo, la primera prueba de nivel para el nuevo Córdoba CF

Los blanquiverdes abordan su primer amistoso ante un equipo al que se enfrentarán en Primera RFEF durante el próximo curso | Germán Crespo: “Vamos a intentar compenetrar sobre todo al equipo, ya que el otro día nos faltó eso”

Sergio Benito, José Ruiz y Simo celebran el gol ante el Villarreal B en El Arcángel. A.J GONZÁLEZ

Llega la hora de la verdad para el Córdoba CF, la primera prueba de nivel ante un rival que comparecerá en El Arcángel durante la próxima campaña en Primera RFEF, el Linares Deportivo (sábado, 21.00 horas, Municipal de Linarejos), un equipo que viene de acariciar el salto a Segunda División durante la pasada fase de ascenso a la categoría de plata. Los jiennenses serán esa vara de medir con la que los de Germán Crespo evaluarán su avance en esta pretemporada, en la que alcanzan la media decena de compromisos con un bagaje más que positivo a sus espaldas, aunque con margen de mejora. Dos victorias, un empate y una derrota colean en el particular casillero blanquiverde, al que ahora se suma un quinto cruce con el que certificar una dirección u otra. Habrá ritmo, no cabe duda. 

La contienda se enmarca en una rivalidad casi amistosa, entre dos viejos conocidos que cuentan con una amplia remesa de cruces en su historial. Fue precisamente durante la pasada precampaña cuando se produjo el último duelo entre ambos, también por estas fechas, saldado con la victoria de los visitantes en El Arcángel (0-1), con un solitario tanto de Fran Carnicer. Ese fue el debut del equipo califa que ganó todo en Segunda RFEF durante la temporada 2021-2022, un bloque que ahora perdura, con nuevas pinceladas, y que aborda la cuarta edición del Trofeo Linarejos MLC con un notable rodaje para situar el precedente de lo que ocurrirá el próximo 20 de noviembre, la jornada 12 de Liga, en la que el Linares Deportivo comparecerá con todo en juego en el feudo ribereño

Un cruce que también será especial para algunas de las piezas que actualmente visten la zamarra blanquiverde bajo la dirección de Germán Crespo, como José Cruz o el propio Christian Carracedo. Figuras que en su momento han sido estandartes de un Linares sobresaliente durante las últimas campañas, pero que ahora afronta una inédita etapa despiezado y desprovisto de varios de sus puntales principales, que han hecho las maletas hacia otros proyectos. Toda una oleada de despedidas que en su momento obligaron al plantel jiennense a reconstruirse, pero que tras las semanas iniciales de la puesta a punto, da los primeros pasos de su nuevo proyecto. 

Christian Carracedo, durante el pasado encuentro ante el Villarreal B en El Arcángel. A.J. GONZÁLEZ

La enfermería da un respiro

El quinto cruce de la pretemporada para los de Germán Crespo también traerá importantes novedades en el terreno de los lesionados, del que ahora se despegan las figuras de futbolistas como Dragisa Gudelj, Álex Bernal y Willy Ledesma, listos para aportar una vez cerrados sus correspondientes capítulos con el parte médico. Una situación en la que también partirán José Alonso y Miguel De las Cuevas, recuperados de sus dolencias y después de la cautela necesaria para evitar recaídas. El alicantino, de hecho, ya dispuso de algunos minutos durante el choque ante el Villarreal B, mientras que el central onubense se encuentra presto y dispuesto para aliviar la carga de lesiones en la parcela defensiva. 

Seguirá sin poder contarse, por otro lado, con las todavía bajas indefinidas de Ekaitz Jiménez, Adrián Fuentes y Jaylan Hankins, a las que se suman José Calderón y José Cruz, trabajando parcialmente con el grupo durante las últimas sesiones, aunque todavía sin el ritmo necesario para ser de la partida. José Ruiz, de la misma forma, se presenta como duda tras ser ausencia durante la matinal de trabajo de este viernes en la Ciudad Deportiva, en la que incluso pudo verse a Bernardo Cruz ejercitarse por su cuenta a la espera de un nuevo destino más allá de tierras cordobesas. 

Las “sensaciones”, el objetivo

La tónica de la pretemporada, enfocada en los conceptos, automatismos y sobre todo en las sensaciones del equipo, tampoco cambiará un ápice para este nuevo encuentro. Los factores de rendimiento están siendo una de las claves que Germán Crespo está tratando de inculcar al nuevo bloque con cada amistoso, algo que tras los primeros cuatro ha conseguido en buena parte, aunque no hasta el punto deseado. “Buscaremos seguir dando minutos a la gente. Vamos a intentar compenetrar al equipo, el otro día nos faltó eso. Faltó mantener más regularidad. No se puede hacer una segunda parte como la que hicimos y luego una primera en la que no dar las sensaciones que queremos. Vamos a ir buscando en los últimos partidos mantener esa regularidad”, reconoció el técnico tras el último entrenamiento del equipo antes del partido en el Municipal de Linarejos

Son precisamente esas premisas las que el granadino guarda entre sus objetivos personales para esta puesta a punto, a la que cada vez quedan menos fechas y sobre la que se cierne el apremiante inicio del nuevo curso, que arrancará en El Arcángel ante el Unionistas de Salamanca en un lapso de apenas 20 días (26, 27 o 28 de agosto).

Lance de la última sesión de trabajo en la Ciudad Deportiva, previa al choque en Linarejos. CCF

Compartir el artículo

stats