Kiosco

Diario Córdoba

ACTUALIDAD BLANQUIVERDE

Bueno y Del Moral, caminos cruzados entre el Córdoba CF y el Villarreal B

El castellonense se enfrentará por primera vez al club en el que se forjó desde niño y el toledano regresará a El Arcángel, donde se promocionó para salir traspasado en 2021 y mostrar su progresión siendo clave en el ascenso a Segunda del cuadro 'groguet'

Ramón Bueno, en un entrenamiento del Córdoba CF. MANUEL MURILLO

Seguro que les va a recorrer el cuerpo algo más que litros de sudor por la sofocante temperatura que se augura para algo más que un simple bolo estival. A Ramón Bueno y Alberto Del Moral, compañeros el pasado curso en las filas del Villarreal B, les toca cruzar sus caminos en el amistoso que se ha fijado para las 21.30 horas de este miércoles en El Arcángel. Uno, Bueno, ha sido uno de los fichajes del Córdoba CF para afrontar el estreno en la Primera RFEF; otro, Del Moral, se ha afianzado en el filial groguet tras salir traspasado desde las filas blanquiverdes en 2021 y convertirse en una referencia en el filial para conquistar un histórico ascenso a la Segunda División. El destino les coloca frente a frente en un amistoso que para ellos tendrá una carga emocional especial. Del Moral vuelve a la que fue su casa; Bueno será adversario de la suya desde siempre.

"Del Moral me dijo que no me lo pensara, que viniera al Córdoba CF", reveló Ramón Bueno Gonzalbo (Burriana, Castellón, 1995) en el acto de presentación oficial como nuevo integrante del Córdoba CF. Este tipo de escenificación, una rutina en la mayor parte de los clubs -y en el Córdoba con un ritmo frenético en los tiempos más recientes-, fue para el futbolista un acontecimiento de lo más singular. Solo había jugado hasta entonces en el Villarreal, a cuya cantera se incorporó con 11 años y en la que permaneció hasta los 27. Más de la mitad de su vida. Cientos de partidos, una gravísima lesión de rodilla -que le tuvo más de una temporada alejado de la competición- y el brazalete de capitán figuran en su expediente. 

Una institución en la cantera villarrealense

Bueno, una institución en las divisiones formativas del Submarino, encara ahora un desafío exigente: en el Córdoba CF tienen planes de altura. El equipo está en una dinámica positiva, la típica que llega después de los ascensos de categoría: lo hizo a ritmo de récords saliendo de la Segunda RFEF. A Bueno no le resulta ajena esa sensación de invulnerabilidad que producen los éxitos encadenados. De hecho, intervino en el salto de categoría que logró el Villarreal B a la Liga Smartbank tras ganar al Nástic de Tarragona en el play off por 2-0 en Balaídos. Y allí estuvo, como titular, su colega Del Moral.

Alberto Del Moral, en El Arcángel. Francisco González

Alberto Del Moral Saelices (Villacañas, Toledo, 2000) ha sido el último traspaso realizado por el Córdoba CF, un acontecimiento excepcional dada la escasa proyección de sus componentes después de años de declive. El toledano fue la excepción, seguramente de lo poco salvable en una caótica temporada 20-21, en la que el equipo se despeñó en Segunda B. La impresión de que a Del Moral se le quedaba pequeña la división se confirmó en cuanto pisó Villarreal, después de que el club levantino pagara unos 300.000 euros al Córdoba. El talentoso mediocentro, que había jugado 22 partidos con la blanquiverde tras promocionarse desde el filial, se transformó rápidamente en un recurso de primera magnitud con la zamarra amarilla. 

En su primera temporada -firmó por tres- disputó 39 partidos y firmó un gol. Se hizo con un puesto en el mediocampo -al que opositaba también Bueno- y a día de hoy es una presencia de impacto. Su estreno en la Liga Smartbank supondrá su siguiente prueba. Antes pasará este verano por El Arcángel, donde la afición le recuerda como un repartidor de sonrisas en tiempos sufrientes.

Compartir el artículo

stats