La campaña de abonados del Córdoba CF marcha viento en popa una vez cerrado por completo el pasado curso, aunque lo hace arrojando las primeras fechas límite para algunas de sus operaciones. El próximo día 15 de julio, de esta forma, es el marcado por la entidad como fecha para la liberación de los asientos de aquellos abonados que todavía no han renovado su carné para la temporada 2022-2023, un tope que una vez sea rebasado seguirá permitiendo la renovación en dicha localidad, pero que a su vez también permitirá que el asiento pueda ser asignado a otro socio

Corren las últimas fechas de la denominada Fase 1 de la campaña, que cerrará durante el mismo 15 de julio para dar inicio a la Fase 2, ubicada entre el 18 y el 23 de julio, que abrirá oficialmente el período destinado a los cambios y mejoras de asiento. Antes de esta nueva instancia, el propio club blanquiverde ha insistido en que todavía pueden seguir concretándose las renovaciones por cualquiera de las tres vías estipuladas: online, presencial o telefónicamente (857 893 000), cumpliendo a su vez con el mismo horario marcado hasta la fecha: de lunes a viernes de 9.00 a 14.00 horas por la mañana y de 17.00 a 20.00 horas por la tarde, además de apertura los sábados de 10.00 a 14.00 horas. 

Todo queda enmarcado dentro de una campaña que cumple su prácticamente primer mes y medio de vida marcando unas cifras prometedoras, merced de un goteo continúo de abonados que ya se sitúa al borde de los 7.000 socios -actualmente 6.951, según ha comunicado el club- para el próximo curso. Registros ilusionantes a apenas una semana de que comience la operación retorno de la plantilla -junto a los nuevos fichajes- tras las vacaciones, primer paso para que arranque la pretemporada para el cuadro tutelado por Germán Crespo