Kiosco

Diario Córdoba

ACTUALIDAD BLANQUIVERDE

El Córdoba CF se refuerza con Ramón Bueno, del Villarreal B

El club blanquiverde llega a un acuerdo con el jugador, que puede actuar como defensa o mediocentro, para las dos próximas temporadas

Ramón Bueno celebra un gol con el filial del Villareal. El Periódico del Mediterráneo

El Córdoba CF ha cerrado un acuerdo con el jugador Ramón Bueno, del Villarreal B, para que se incorpore al club blanquiverde con un contrato por dos temporadas. La dirección deportiva que lidera Juanito ha logrado atar a uno de sus principales objetivos para cubrir una zona en la que el cuadro de Germán Crespo estuvo deficitario en el curso pasado. Bueno, que puede desempeñar labores como central o mediocentro de contención, se convertirá en la tercera incorporación después de las ya oficializadas del lateral José Manuel Calderón (San Fernando) y del extremo Christian Carracedo (Linares).

Ramón Bueno Gonzalbo (Burriana, Castellón, 1995) es un producto genuino de la cantera groguet. Se forjó en sus escalafones inferiores, ascendió peldaños por edad -fue cuatro veces internacional sub 17 con España- y terminó alcanzando su techo en el filial, en la Segunda B, donde ha estado las cuatro últimas temporadas. A sus 27 años, su rango en el equipo le llevó a lucir el brazalete de capitán.

En la pasada temporada intervino en 17 partidos con el filial del Villarreal, en la Primera RFEF, con el que contribuyó al ascenso a la Liga Smartbank en la última edición de los play off tal y como se han conocido. Bueno vivió desde el banquillo la victoria ante el Nástic de Tarragona (2-0) en el Estadio de Balaídos que supuso el salto de categoría para un equipo en el que estuvo como titular el excordobesista Alberto Del Moral.

Bueno, de 1'83 y diestro, tiene en la sobriedad y la eficiencia sus mejores cualidades. Su buen físico y sentido de la colocación le permiten dominar bien su zona, donde corta y distribuye con criterio, además de ser un activo en las acciones a balón parado. Después de toda una vida deportiva defendiendo al Villarreal, el castellonense emprenderá una nueva y exigente aventura en El Arcángel.

El burrianense vivió su peor momento deportivo en enero de 2020, cuando en un partido disputado en el Municipal Los Arcos de Orihuela sufrió una grave lesión -rotura de los ligamentos de la rodilla- que le mantuvo unos ocho meses alejado de la competición. En aquel curso 19-20, a las órdenes de Miguel Álvarez, era la pieza más utilizada. Llegó a estar en la órbita del Almería, aunque la operación no pudo cuajar. Tras un largo proceso de recuperación, que le dejó en blanco toda la campaña 20-21, Bueno retomó su estatus en el filial amarillo. Después de toda una vida deportiva defendiendo al Villarreal, el castellonense emprenderá una nueva y exigente aventura en El Arcángel.

Compartir el artículo

stats