Kiosco

Diario Córdoba

ACTUALIDAD BLANQUIVERDE

José Alonso y sus lágrimas de felicidad multiplicada en el Córdoba CF

El central onubense reapareció en la victoria ante Las Palmas Atlético tras más de tres meses en el dique seco por lesión y se emocionó en los festejos sobre el césped de El Arcángel por el título de campeón

José Alonso y Bernardo Cruz, emocionados tras el final del partido ante Las Palmas Atlético.

José Manuel Alonso era un hombre nuevo tras el partido ante Las Palmas Atlético. El onubense, que llevaba desde la jornada 18 sin participar en un partido oficial, lucía radiante por encima de todas las celebraciones y el griterío que inundaba El Arcángel. Su calvario había acabado. El resultado, holgado y reconfortante (5-1), era lo de menos, pues el foco estaba en lo realmente importante: el "redebut" de un jugador fundamental para el Córdoba CF. Fue el verdadero ganador de una matinal en la que no faltaron los festejos, el mejor broche a otra jornada en la que el cuadro blanquiverde derribó su techo. Campeón de campeones en la Segunda RFEF.

El de Punta Umbría no pudo contener la emoción tras acabar el partido. Llevaba 12 jornadas consecutivas sin sumar desde el campo y el reencuentro con sus compañeros fue de lo más emotivo. Bernardo Cruz, capitán blanquiverde, abrazaba a su compañero de la defensa al final del duelo, pues sabía lo que había vivido. Simo Bouzaidi, espectador de lujo, también contemplaba la bonita estampa, mientras que el resto de jugadores se reunían para una celebración que entre el champán descorchado, los manteos y el cartel de campeones, acabó teniendo de todo. 

José Alonso no disfrutaba de minutos desde el encuentro ante el Xerez DFC en El Arcángel, la primera jornada de la segunda vuelta. El jugador llegaba al partido tras una semana entre algodones desde la gira en Baréin, aunque en condiciones para participar de inicio. Solo pudo competir durante 25 minutos de ese partido, pues tras rebasar esta marca el onubense sintió un pinchazo y se fue al suelo. El relevo fue el fichaje sorpresa del mercado invernal, Dragiša Gudelj, quien sucedió a Alonso en un estreno plácido y que acabó con un claro 4-0 para los de Germán Crespo. Todo pareció quedarse en el resultado, pero para José Alonso trajo mucha más cola

Desde entonces el onubense ha vivido una profunda lucha interna. Incontables sesiones de recuperación, trabajo al margen y muchas mañanas de fisio. Alonso había dejado de ser un frecuente en las sesiones de la Ciudad Deportiva y a verse cada vez más por el gimnasio, buscando recuperar la fortaleza que la lesión le había robado. Pareció recobrarla a principios del mes pasado, pero un pinchazo en el sóleo mientras hacía carrera continúa volvió posponer su regreso. Desde entonces el proceso fue el mismo: trabajo de recuperación y sesiones por separado. Su trabajo culminó ante Las Palmas Atlético, volviendo con la satisfacción de saber que todo seguía igual que cuando se fue hace unos meses, pero con el recuerdo de lo duro que ha sido el camino.

De Bahréin a Las Palmas Atlético

José Alonso era uno de los hombres del momento. Pieza de la pareja de moda en la defensa del Córdoba CF, gran protagonista de los buenos números del equipo en la retaguardia y, a resumidas cuentas, un fijo en los planes de Germán Crespo

Todo iba sobre ruedas para él, pero se truncó en Baréin. El onubense llegó al stage atravesando una racha dulce, pero se marchó de él con una lesión inesperada. De eso hace ya más de tres meses, del mismo momento en el que Alonso comenzó a librar una batalla sin cuartel frente a una lesión reticente a irse. 

Fue precisamente contra el Al Khalidiya, un partido que se ganó sin mayor complicación en el verde (1-3) pero que dejó dos claras mermas en el esquema: Felipe Ramos y el propio José Alonso. El guardameta salió aquejado de las costillas, mientras que el central sufrió lo que en ese momento parecía una rotura fibrilar. Después de una semana con más precaución, reapareció ante el Xerez DFC, donde la lesión terminó dando la cara. 

Desde entonces el onubense se ha perdido toda una extensa lista de compromisos como el histórico choque matinal ante el Tamaraceite, el revés ante el San Fernando, el pulso frente al Cacereño o el propio partido del ascenso en Mérida. Una oleada de citas que quedarán para el recuerdo de una temporada tan atípica como reconstituyente para el cordobesismo, y de la que el propio José Alonso, tras mucha insistencia y trabajo, ha terminado volviendo a ser partícipe. 

Compartir el artículo

stats