Kiosco

Diario Córdoba

ENTREVISTA

Juanito: "El Córdoba CF no puede perder la humildad ni la ambición"

El director deportivo blanquiverde admite que el salto de categoría hace necesarios "cambios para refrescar la plantilla" y valora el papel de Germán Crespo como "pieza fundamental" del proyecto

Juanito, en El Arcángel, con la Copa RFEF.

Lleva muchas horas de vuelo en el fútbol profesional y asume con naturalidad la impactante temporada del Córdoba CF, campeón y ascendido a la Primera RFEF -a falta de un mes- con unas estadísticas demoledoras. "Tener tanta autoridad en un campeonato liguero no es algo normal", admite en la fase final de una temporada inolvidable. Juan Gutiérrez Moreno (Cádiz, 1976) ha vivido su segunda temporada como director deportivo blanquiverde de un modo plácido en apariencia, pero con una labor ardua por detrás. Juanito -pese a su cargo de despacho, mantiene el apelativo con el que labró un palmarés como futbolista que contempla una Copa con el Betis, una Europa League y una Supercopa de Europa con el Atlético y la Eurocopa 2008 con España- prepara ya el próximo desafío de un Córdoba CF que pugna por meter de nuevo la cabeza en el mapa del profesionalismo.  

- Ha parecido fácil, pero había que hacerlo.

- Al final, parece fácil sobre todo por la manera en que se ha conseguido como líder de principio a fin. Todo el mundo puede decir que no era el sitio del Córdoba y que teníamos que ganar de calle todos los partidos, pero tenía su riesgo. Hicimos un equipo prácticamente nuevo, con solo cuatro jugadores que se quedaron, los veteranos que iban a darnos la mezcla con los jóvenes. Pero cuando firmas en el mercado fichas jugadores de Segunda RFEF, porque si vinieron a nuestro equipo es porque no tenían un Primera RFEF de garantías donde ir. A veces es mejor elegir el camino del Córdoba. Al final, debe haber un equilibrio entre salarios y categoría. Sabíamos que tenían nivel suficiente para hacer el campeonato que hemos hecho. Ha sido todo positivo.

- Líder desde la jornada primera hasta la última. Hasta los adversarios tenían asumido el desenlace del campeonato a favor del Córdoba.

- Sí, hubo un momento en el que todos lo daban por hecho y era el mes de noviembre. El ritmo que habíamos impuesto era inalcanzable. Jugamos contra varios líderes, o más bien equipos que eran perseguidores, como el Coria, el Cacereño, el Antequera... Sobre todo en casa les hemos pasado a todos por encima. Fuera de casa creo que no es que haya tenido un rendimiento inferior, pero sí está claro que nos han hecho daño los partidos en Canarias por el viaje, el tipo de césped... La superioridad era manifiesta, pero nos dejamos puntos. 

- Después de las calamidades del año anterior, ¿de qué está más satisfecho?

- Del resultado siempre. El fútbol son resultados. El trabajo ha sido de continuidad. Aquí se empezó un trabajo de la mano de Miguel Valenzuela, que era el que dirigía el proyecto, y cuando me tocó a mí quedarme al mando simplemente intenté hacer las correcciones que también hubiésemos hecho con Miguel. Cada vez que finaliza una temporada se analiza y se intenta mejorar. Este año, por mucho que hayamos arrasado, también hay aspectos que mejorar. Si no, cometeríamos el error de dormirnos. Yo sé perfectamente que ha habido equivocaciones en el ámbito de la dirección deportiva, que a lo mejor no se han visto reflejadas por la superioridad que hemos tenido en el campo, pero que trataremos de mejorar.

"Este año, por mucho que hayamos arrasado, también hay aspectos que mejorar. Si no, cometeríamos el error de dormirnos"

decoration

- Uno de los aspectos claves del curso, en una categoría como esta, ha sido el conseguir que el Córdoba mantenga su apego con la afición y que la gente se identificara con el equipo. No es sencillo eso después de un descenso. 

- Totalmente. Dentro de la campaña de abonos y de fichajes buscábamos un vínculo con Córdoba. Muchos de los que han venido y otros que sonaron y no se pudieron hacer son de Córdoba. Hubo un momento en que parecía que tenía que jugar aquí todo el mundo de Córdoba y eso no puede ser así. Nosotros buscamos gente de nivel y si además nos dan el plus de ser de esta tierra, pues será positivo. Hay jugadores cordobeses en categorías superiores que nos vendrían bien para el año que viene, pero a lo mejor los muy buenos todavía no quieren estar aquí. Hay otros que creemos que no tienen el nivel suficiente y no puede ser. La prioridad es hacer un buen equipo.

- Lo que viene ahora es totalmente distinto. El salto de calidad es importante en la Primera RFEF.

- Está claro. Desde que soy director deportivo sigo todas las categorías, las que están por arriba y por detrás. Me gusta apoyar el trabajo de cantera con David Ortega y Rafa Herrerías. Hay mucho que hacer. Este año hemos visto casi todos los partidos de Primera RFEF y sabemos el nivel que hay. Es muy duro, muy fuerte, con mucha igualdad. Se parece mucho más a una Segunda División que a la extinta Segunda B. Hay equipos con mucha calidad, con juventud y hambre. Es una categoría en la que si diéramos un nivel importante, el público va a disfrutar. La gente sabe cuándo te enfrentas a un rival fuerte y eso lo va a valorar. Con todos los respetos, no es lo mismo que jugar con el San Fernando de Canarias o el Panaderías Pulido. La competición crece y nosotros tenemos que estar preparados.

Juanito con la Copa RFEF en El Arcángel. AJGONZALEZ

-Esta temporada será una especie de paréntesis en la historia del club. Nunca se había visto nada igual y seguramente no se repetirá.

-Sí, pero yo creo que se ha visto buen fútbol, de calidad. No te voy a decir que sea de Primera División, pero sí que hemos visto actuaciones muy buenas. Evidentemente, cuando el rival es un poco más flojo te permite que se vea más la superioridad, pero el estilo no lo hemos cambiado. Se pudo ver en el partido que jugamos contra el Sevilla en la Copa del Rey. Hicimos un fútbol de calidad y fuimos capaces de tutear a un equipo de Champions. No fue el típico partido de Copa en el que buscas el contraataque o el balón parado. Fuimos a ganar el partido y nos vimos con la posibilidad. Esa es la idea cuando decidimos que el entrenador fuera Germán. Lo vimos en el filial, cuando después de primer gol buscaba el segundo y el tercero. Es un poco, salvando las distancias, como el Liverpool de Jurgen Klopp. Le gusta ir siempre al ataque.

"Hay jugadores cordobeses en categorías superiores que nos vendrían bien para el año que viene, pero a lo mejor los muy buenos todavía no quieren estar aquí"

decoration

- Germán Crespo ha sido un descubrimiento.

- Cuando llegan los resultados es fácil hablar y decir que ya lo sabíamos, pero es como todo. La principal apuesta de la dirección deportiva era dar con un entrenador que llevara a cabo lo que teníamos en la cabeza. Pensábamos que podía pasar, pero ni en nuestros mejores sueños pensábamos en que esa superioridad iba a ser tan absoluta. Nos dio tiempo para observarlo el primer año que estuvo aquí. Él pasó dificultades en la primera vuelta con el filial, para el que habíamos hecho fichajes con el plan de estar arriba. De hecho, muchos de los jugadores que se ficharon para ese B han sido de la primera plantilla en Segunda RFEF. Sabíamos cómo era él. De hecho, el poder traerle los fichajes antes de empezar, porque los hicimos muy rápido, era fundamental. Yo creo que ese año en el filial fue difícil para él porque no pudo contar con los fichajes, ya que llegaron tarde, y además muchos entrenaban con el primer equipo. Germán tiene una metodología de trabajo, con unos automatismos de salida de balón que necesitábamos que los jugadores los cogieran pronto. En pretemporada le vimos alguna laguna al equipo, pero lo bueno es que había tiempo para arreglarlo. Cuando llegamos a Jerez demostramos la superioridad.

- Germán Crespo ha mostrado un buen dominio de la competición, en escenarios que controla bien.

- Al final es un entrenador que se ha curtido en el barro, como él dice, pero que también tiene una metodología moderna, con una idea ofensiva y asumiendo riesgos. Evidentemente, este año no hemos tenido problema de ir ganando un partido por 1-0 y sacar un delantero, pero igual el año que viene pasa y tendrá sus críticas, porque es vuestro trabajo, igual que si yo me equivoco en algún fichaje. Hemos tenido todos suerte. A mí me ha pasado. Con las incorporaciones que hicimos, prácticamente todos han tenido un rol más o menos importante, pero han aportado su granito de arena. Es muy difícil esto cuando haces 17 fichas nuevas. Siempre un 20 o 25 por ciento te salen rana. En este caso no te puedo decir un nombre que no haya aportado nada, aunque está claro que algunos han tenido menos protagonismo y de otros esperábamos algo más.

"El Córdoba de Germán Crespo es un poco, salvando las distancias, como el Liverpool de Jurgen Klopp. Le gusta ir siempre al ataque"

decoration

- Se quedaron en el proyecto los cuatro capitanes: Javi Flores, Bernardo Cruz, De las Cuevas y Willy. ¿Cómo valora lo que han hecho?

-Eran los capitanes del año del fracaso anterior. Pensábamos que eran jugadores que nos podían dar un plus en esta categoría y que tendrían el hambre de devolver al club no al sitio que merece, porque el Córdoba tiene que estar mínimo en el fútbol profesional. Hubo otros con los que los intentamos, como Xavi Molina o alguno más, pero teníamos claro que no íbamos a dar los salarios que había aquí antes de nuestra llegada ni podíamos hipotecar al club. Nosotros, cuando hablamos con Javier González Calvo y con la propiedad, a través de Faisal Ben Jamid, se estableció un presupuesto importante, que no era el más alto de la categoría de Segunda RFEF pero sí podía estar entre los cinco o seis primeros. Faisal nos dijo si necesitábamos más presupuesto para salarios para ser campeones, pero le dijimos que no porque cuanto más dinero tengas, parece que estás obligado a gastarlo y al final lo malgastas.

-Hay un caso singular en dos chicos jóvenes que se han convertido en ídolos aquí: Casas y Simo.

-Venían de no ser protagonistas en el Sevilla, pero yo los conozco perfectamente porque he entrenado en juveniles del Betis y me he enfrentado a ellos. Yo sabía del potencial que tenían. El estilo de juego que tenía el Sevilla no les beneficiaba, porque se asemejaban mucho al primer equipo, que era muy defensivo. Casas empezó jugando de titular en el Sevilla, pero aparecieron Iván Romero e Isaac y le quitaron el puesto. Con Simo pasaba más o menos lo mismo y participaba poco. Hemos apostado por ellos y nos salió bien.

-Se han revalorizado mucho y ahora son un buen patrimonio del club.

-Totalmente. Pero nosotros lo tenemos hablado con la propiedad y la preocupación del Córdoba no tiene que ser el hacer caja con los jugadores o vender para crecer, este lema tan famoso. Eso tiene que llegar cuando estés en el fútbol profesional porque, al fin y al cabo, qué vas a vender ahora en una categoría como Segunda o Primera RFEF, donde los traspasos son escasos y hay poco dinero. Tiene que ser que te salga una estrella con 17 años, como le ha pasado al Racing de Santander con Pablo Torre, pero nosotros estamos hablando que estos futbolistas tienen 22 y 23 años y los clubes no son tontos. Lo más importante es ir subiendo el rendimiento, pelear por ascender de categoría y las ventas ya llegarán.

Juanito, en El Arcángel durante la entrevista. AJGONZALEZ

-Está sobre la mesa el caso de Gudelj, que no termina de definirse.

-Él tiene una oferta sobre la mesa, pero hay muchos condicionantes. Uno de ellos es que depende mucho de su familia. Su hermano está en el Sevilla, con un contrato importante allí, y creo que seguirá. No es tan fácil irse a otro lado porque no le van a pagar lo que le paga el Sevilla. El jugador es libre realmente para el año que viene y puede escuchar ofertas. Él sería con nosotros el jugador más valorado en la defensa. Nosotros renovamos a Simo y lo que pensamos es que un defensa no tiene que ganar más que nuestro jugador estrella entre comillas. Si él se decide a seguir con nosotros estaríamos encantados, porque es un jugador al que no se le quedaría corta la Primera RFEF, sino que incluso tiene potencial para Segunda División y quién sabe si más arriba aún. Todavía es joven y tiene muchos recursos técnicos. ¿Seguir en el Córdoba? Pues depende exclusivamente de él.

"Nosotros lo tenemos hablado con la propiedad y la preocupación del Córdoba no tiene que ser el hacer caja con los jugadores o vender para crecer, este lema tan famoso. Eso para cuando estemos en el fútbol profesional"

decoration

-Otra situación por resolver es la de Carlos Puga.

-A él le ofrecimos la renovación, porque consideramos que es un futbolista para apostar, pero su entorno y el propio jugador no quieren dar el paso. Pensaban que podían tener otra oferta de otro club y eso nosotros lo respetamos, aunque tiene un año más de contrato con nosotros. Hay jugadores que tienen ese año más y simplemente estamos cómodos en la situación, esperando a que se decidan. Si quieren seguir un año más acabando su contrato, también acabará su condición de sub-23 y sus ofertas se reducirían. Para nosotros no es algo incómodo. Como dijo Javier González, la propuesta que le hicimos ya está caducada y si hay que renegociar con Puga estaríamos dispuestos porque seguimos confiando en él, pero no voy a negar que las condiciones serían distintas.

-Habrá remodelación a fondo.

-No quiero aventurarme tan pronto, pero las categorías están para algo. El renovar ciertas posiciones o firmar a jugadores que sean importantes dentro de la categoría en la que vamos a jugar es bueno. Lo más importante es quedarnos con una base de jugadores que nos pueden dar la sostenibilidad que buscamos y seguir la inercia. El entrenador es la pieza fundamental ahora mismo de este proyecto. Y a partir de ahí contar con futbolistas importantes y que haya competencia interna, para que a lo mejor los que han sido muy titulares este año sientan que el compañero le está mordiendo el cuello para coger el sitio. Esa competencia nos hará crecer.

-Javier González ha declarado en multitud de ocasiones que el objetivo del Córdoba CF debe ser estar arriba esté donde esté.

-Es verdad que si subes y dices que el objetivo es mantenernos se puede generar algo de desilusión en el cordobesismo. Yo creo que hay que ser humildes, como lo fuimos este año aún sabiendo que el objetivo era ser campeones. Respetamos mucho a los rivales y a una categoría nueva. Ahora hay que asentarse. Nuestro presupuesto no va a ser como de los que tienen el objetivo de ascender sí o sí. Nosotros, desde la humildad, iremos al máximo. A mí no me da miedo. Es un reto intentar, dentro de nuestras posibilidades, hacer un equipo que pelee por estar en los puestos altos pero que no se nos plantee como una obligación este año. Queremos tener un equipo capacitado para pelear por el ascenso. Sin perder la humildad ni la ambición.

"Nuestro presupuesto no va a ser como de los que tienen el objetivo de ascender sí o sí. Nosotros, desde la humildad, iremos al máximo. A mí no me da miedo"

decoration

-Los futbolistas siempre piden más cuando vienen al Córdoba.

-Aquí ha pasado, salvando las distancias, como en el Madrid. Si hay un jugador que lo quiere en Madrid, pues su precio se encarece para cualquiera que lo pretenda fichar. Aquí en el Córdoba era así, aunque el año pasado pasó menos, ya que pudimos un poco elegir porque éramos uno de los equipos importantes de la Segunda RFEF y porque muchos jugadores apostaron por jugársela a objetivos, con salarios más bajos.

-Seguirán la misma política de contratación.

-Lo intentaremos, pero cuando hay competencia... Si tú a un jugador le das 60 en salarios y 40 por objetivos, pero hay otro club que también lo quiere y le da directamente 100 sin objetivos, pues cómo lo convences. Nos adaptamos a todo. Tratamos de hacer contratos condicionados a objetivos no solo del jugador, sino también ligados a los del equipo. Al final, esto es un deporte colectivo.

-Habrá jugadores con contrato en vigor que no sigan.

-Alguno no seguirá. Entendemos que a lo mejor hay que hacer recambio. No te puedo decir quién ahora mismo, pero sí es verdad que con alguno nos planteamos la salida más que nada porque no ha tenido el protagonismo necesario para apretar al compañero que ha tenido la titularidad. Por eso haremos algunos cambios que refresquen. A veces no se trata de traer un jugador, en teoría, mejor que el que sueltas. Más que nada lo hacemos un poco por el entrenador, porque el componente psicológico de tener a algún jugador un poquito apartado el próximo año. Queremos buscar el refresco en la plantilla.

-El equipo de la próxima temporada lo empezó a hacer antes de Navidades. El factor tiempo ha sido una ventaja. ¿Tiene ya el esquema?

-Al cien por cien podría decir, porque hemos tenido mucho tiempo. La idea la tenemos, pero luego hay que desarrollarla y el camino se puede abrir por un lado o por otro. Muchos jugadores están todavía compitiendo, tienen objetivos. Algunos tienen la opción de ascender a Segunda División. Nosotros tenemos claro lo que hacer y las posiciones a reforzar las vemos. Ahora bien, lo que incluye es el timing. Ahora mismo es pronto. Es complicadísimo firmarlo ahora mismo. Hay que esperar. Hay algunos que sí los podemos firmar, alguno de ellos está ya, pero con otros tenemos que esperar.

"Sí es verdad que con alguno nos planteamos la salida más que nada porque no ha tenido el protagonismo necesario para apretar al compañero que ha tenido la titularidad"

decoration

-¿Cómo le va con Raúl Cámara como secretario técnico?

-Tengo con él una relación excelente. Es una persona que venía de estar en ese vestuario. Algunos de los jugadores han sido compañeros y el año pasado hizo un poco de enlace, pero en este, tras la salida de Miguel Valenzuela y de Rafa Sánchez, que no se nos olvide, que está en el Albacete, hicimos una remodelación y pasó a la secretaría técnica. Él tiene muy buena relación con los jugadores y yo me mantengo más en un plano... no te diría el malo, pero sí más de separación. A mí me encantaría ser amigo de todos los futbolistas, pero entiendo que tenemos una posición de autoridad que exige un respeto. A la hora de evaluar el equipo siempre es bueno poder debatir y tener distintas visiones.

-Hasta ahora la prioridad era sacar del hoyo al primer equipo. Luego vendrá todo lo que hay por detrás, empezando por la estructura de la cantera.

-A ver, la estructura ya la hemos planteado como un timeline de todo lo que habría que hacer en los próximos cuatro o cinco años. Hemos presentado un proyecto de cómo debería ir el club en estructura, personal, sistemas de scouting, control de apartados físicos, médicos y psicológicos... Todo irá en función del crecimiento del primer equipo. Si tú empiezas a gastar en cantera y el equipo sigue generando déficit, pues no es sostenible. Tienen que ir en paralelo. Al haber subido, el año que viene en cantera trataremos de dar un pasito más. Intentaremos reforzarnos con una persona que nos ayude en metodología. Ahora se están haciendo acuerdos con clubes que antes no eran posibles porque poco menos que no se fiaban de los que habían ido antes, hasta que han visto cómo trabajamos. Vamos muy poco a poco.

Juanito en El Arcángel. AJGONZALEZ

-Tercera temporada en Córdoba. ¿Qué meta se marca?

-Yo soy ambicioso. Me gustaría tener más presupuesto, poder contratar a jugadores con un mayor caché... Pero dentro de algunas limitaciones, a mí me gusta el reto. Queremos hacer un equipo para seguir en la dinámica en la que nos hemos metido. Lo que hemos hecho es recuperar la ilusión del cordobesismo, que era lo más importante. Ahora mismo todo va en volandas: el equipo, la afición, el entorno, la prensa... Ahora es un mar en calma, aunque sabemos que puede llegar el oleaje porque la temporada en Primera RFEF no se va a parecer en nada a la que hemos tenido en Segunda RFEF. Soy ambicioso. Mi objetivo interno es apretar y buscar de todas las maneras posibles el segundo ascenso consecutivo.

"Ahora se están haciendo acuerdos con clubes que antes no eran posibles porque poco menos que no se fiaban de los que habían ido antes, hasta que han visto cómo trabajamos"

decoration

-Seguro que va a vivir de un modo especial la final de la Copa del Rey del sábado entre el Betis y el Valencia.

-Por mucho que se hable de favoritismo, que creo que lo tiene el Betis, siempre es muy difícil. El Valencia tiene más historial en Copa y hace relativamente poco ganó el título precisamente en Sevilla ante el Barcelona entrenándolo Marcelino. Soy optimista porque quiero serlo. Además, soy bético. Después de la derrota contra el Elche, soy de los que piensa que eso te puede centrar más en el objetivo. Aquí nos pasó algo parecido. Cuando teníamos que jugar un partido importante en la Copa RFEF habíamos perdido con el Villanovense. Y no nos vino mal. La propiedad nos metió presión para ganar ese título, incluso más que en la Liga porque ahí teníamos un margen muy amplio. A nosotros nos fue bien. Ojalá sea también bueno para el Betis.

Compartir el artículo

stats