Kiosco

Diario Córdoba

ACTUALIDAD BLANQUIVERDE

La recuperación de Ekaitz Jiménez condiciona los planes del Córdoba CF

El lateral vasco apurará las dos sesiones de entrenamiento que quedan para llegar al encuentro frente al Cacereño | Su entrada en el once podría alterar unos puestos defensivos donde causará baja nuevamente José Alonso

Ekaitz Jiménez conversa con Germán Crespo durante el entrenamiento del miércoles en la Ciudad Deportiva.

El resultado que obtenga el Córdoba CF en el Príncipe Felipe de Cáceres le podría acercar -más que nunca- hacia el ascenso a la Primera RFEF. Ese es el motivo por el que el técnico, Germán Crespo, analiza al detalle cualquier circunstancia producida en los entrenamientos. Y es que el nazarí, con la mente puesta en el próximo domingo (17.30 horas), debe diseñar un once de garantías que salga a conseguir los tres puntos, desde el primer instante, ante el CP Cacereño.

Adiós a las rotaciones

Esta semana, a diferencia de la anterior, los blanquiverdes únicamente prestan su atención al choque en tierras extremeñas. Cabe recordar que el vestuario afrontó hasta tres partidos ligueros en apenas nueve días -CD San Roque de Lepe, UD Tamaraceite y UD Montijo- consiguiendo 7 de los 9 puntos en liza. Por ello, al igual que ocurriera meses atrás durante la disputa de la Copa RFEF, las rotaciones se hicieron vitales en una plantilla amplia donde todos pretendían reivindicarse -algunos con mayor fortuna que otros-. Incluso, el técnico probó el sistema 4-4-2 en el Emilio Macarro montijano, algo de lo que sacó conclusiones nada más acabar el encuentro.

De hecho, Crespo aseguró que el actuar con dos delanteros -Antonio Casas y Willy Ledesma- provocó que a los suyos les costara más «hacerse con superioridad en el medio del campo», justo una de las parcelas en la que el Córdoba asienta gran parte de su juego. Por ello, analizando sus palabras y los esbozos de las sesiones de trabajo, no sería descabellado pensar que el habitual 4-2-3-1 regrese para el decisivo compromiso de Cáceres.

Ekaitz Jiménez centra toda la atención

En este punto, haciendo un análisis línea por línea, Carlos Marín -a priori- repetiría bajo los palos. El almeriense está a tan solo dos partidos oficiales de alcanzar la veintena, lo que supondría su renovación automática como cordobesista por una campaña. Felipe Ramos, mientras tanto, demostró sus reflejos frente al Tamaraceite en El Arcángel, un argumento sólido para que tenga más continuidad de aquí a lo que resta del curso.

La defensa es un rompecabezas a formar si Ekaitz Jiménez, finalmente, llega al duelo. El estado físico del lateral vasco condicionaría todo el armazón de la retaguardia, ya que ha quedado claro que su ausencia se notó en las transiciones ofensivas por la banda. Dragisa Gudelj, su sustituto en las dos últimas pruebas, no se prodigó en exceso cumpliendo estrictamente su función atrás. Así pues, a expensas de lo que ocurra en las sesiones de este viernes y el sábado, los cuatro de atrás podrían ser José Ruiz -por el carril diestro-, José Cruz y el propio Gudelj -centrales- y Ekaitz. De no llegar, Ricardo Visus o Bernardo Cruz optarían una plaza desplazando nuevamente al serbio al perfil zurdo.

Para el pivote también parece que la pareja Álex Bernal-Javi Flores es la que más rendimiento ofrece a la hora de elaborar acciones. Eso sí, se desenvuelven mejor con un mediapunta como Miguel de las Cuevas. El alicantino, que se acerca a su particular centenario como blanquiverde -acumula 98 partidos-, entró en Montijo en el minuto 70 cuando Crespo reajustó su esquema. Alejandro Viedma y Julio Iglesias, titulares con el Tamaraceite en casa, quedarían fuera de esos puestos y solo quedaría por dilucidar la incógnita de Toni Arranz. El madrileño dotaría de fuerza y altura a la alineación, lo que no vendría mal al entrenador para frenar las acometidas cacereñas.

El abanico para los extremos resulta, cuanto menos, abrumador. Desde la velocidad y verticalidad de Simo Bouzaidi, pasando por el incansable recorrido de Carlos Puga, la potencia de Adrián Fuentes, el fútbol más pausado de Omar Perdomo o el oportunismo de Luismi Redondo, las vías son amplias para dañar a los de Julio Cobos. A buen seguro ayudarían al delantero de partida, ya sea Casas o un Willy Ledesma con la pólvora algo mojada -no marca desde el 6 de marzo al CD Mensajero-.

José Alonso seguirá de baja

El central onubense, que hace unos días apareció por la Ciudad Deportiva y realizó su labor junto al recuperador, Miguel Ángel Moriana, se mantuvo tanto el miércoles como el jueves en las dependencias de El Arcángel. Su rotura de aductor, sufrida en enero ante el Xerez DFC, impidió que mantuviera su condición de titular. Además, unas molestias en el sóleo frenaron su evolución a principios de marzo, justo cuando parecía que iba a entrar en la dinámica grupal.

Compartir el artículo

stats