El entrenador del Córdoba CF, Germán Crespo, fue muy claro a la hora de analizar el empate de su equipo, este domingo, en casa del Las Palmas Atlético. El nazarí reconoció que “todo lo que sea sumar fuera de casa es importante”, pero matizó que, “más que ganar un punto perdimos dos”, en referencia al empate final a dos del rival, recibido en la recta final. De hecho, sentenció: “Se nos han escapado dos puntos importantes que teníamos prácticamente atados”.

A este respecto, Crespo analizó que su defensa estuvo “blandita” en los dos goles del filial amarillo, y reclamó a los suyos “estar más contundentes en las áreas”. Hizo varias referencias a la ausencia de “contundencia” en defensa en los dos tantos encajados. Además, explicó que ya “habíamos hablado” antes del choque del estilo del rival. Un Las Palmas Atlético que “mete muchos balones en largo a la espalda de los centrales” cordobesistas aprovechando el estado del césped. “El balón se quedaba porque el bote era lento, es un césped nuevo con mucho caucho y además no lo habían regado, el esférico iba muy lento”, aseveró Crespo. Por ello, era necesario ser “fuertes en los balones a la espalda” de la defensa, lo que su equipo no consiguió.

[Así vivimos el partido en directo]

En este sentido, también se lamentó de las “ocasiones claras” falladas por su equipo ante el arco local. Tres “uno a uno” ante el arquero Alfonso que “ni Casas en la primera parte, ni Simo y Fuentes en la Segunda”, lograron convertir en gol. “Si no eres capaz de marcar te arriesgas a esto, a que cuando ellos lleguen te puedan hacer gol”, explicó Germán Crespo.

Cuestionado por el segundo gol del filial canario, el entrenador blanquiverde indicó que “el balón, al estar el campo seco, no rodó y no llegó al portero”. Fue entonces cuando José Alonso, que “tenía que haber echado el balón a córner”, quiso “despejar hacia adentro”. Según su entrenador, el central “prácticamente le dio una asistencia” al delantero, Pachón, que marcó el 2-2 definitivo.

Ahondando en su análisis del partido, Crespo manifestó que “el rival practicaba un juego directo buscando la velocidad de sus delanteros”, por lo que su equipo tenía que “tener cuidado”. “Nos ha faltado lo que tuvimos el miércoles contra el Sevilla, y si te falta eso te arriesgas a que dos veces que te lleguen te hagan dos goles”, sentenció. Finalmente, dijo que a su equipo le faltó “frescura en los minutos finales”, aunque se lamentó de que en el banquillo “solo quedaba ya gente defensiva” como Tala, Visus o José Cruz.