Julen Lopetegui, entrenador del Sevilla FC, reconoció tras el pase de ronda en Copa del Rey, ante el Córdoba CF en El Arcángel, que aunque estaba "muy contento" por la victoria porque "se nos estaba poniendo en chino" el pase, debido a que el Córdoba CF empezó "con mucha energía, como era de esperar. Nos faltó tranquilidad y calma. Tuvieron una ocasión clara que paró Marko -Dmitrovic- y en la segunda parte corregimos alguna cosa y tuvimos innumerables ocasiones, se nos estaba poniendo en chino pero la esencia copera es esta", aseguró, porque se comete "cualquier error" y "te quedas fuera. "El equipo ha conseguido vencer y la nota negativa es el esfuerzo tan grande" al que obligó el Córdoba CF "y los daños colaterales en forma de lesiones", se lamentó el vasco.

El técnico sevillista recordó que "cuando salió el sorteo sabíamos de las dificultades" y reiteró que él y los suyos se iban "contentos, la Copa a partido único es así". Lopetegui reiteró que esperaba "un Córdoba atrevido desde el inicio, porque lo conocíamos", y piropeó el ambiente vivido, recalcando que El Acángel es "un estadio y un ambiente de Primera División, igual que el Córdoba, que es un histórico y un equipo de Primera, que ojalá pronto pueda volver", deseó.