El Córdoba CF jugará este martes en El Arcángel ante el CD Guijuelo (18.30 horas, Footters-PTV Córdoba) la que será la primera final de un torneo disputada a un solo partido en sus 67 años de vida. El conjunto blanquiverde aspira a lograr la Copa RFEF por primera vez en su existencia y lo hará ante la mayor asistencia de aficionados a El Arcángel desde que estallara la pandemia de coronavirus. En torno a 15.000 seguidores se esperan en el coliseo ribereño (el lunes se cerró con 11.236 localidades vendidas) para ser testigos de un hito más en una campaña, la 2021-22 que está siendo muy diferente a las últimas y que se puede remarcar escribiendo un capítulo en la historia de la entidad blanquiverde.

No hay dudas en el Córdoba CF, pese a la primera derrota sufrida después de 17 encuentros oficiales consecutivos invicto. El pasado sábado, los blanquiverdes caían en Villanueva de la Serena, un revés que no sufrían desde el pasado mes de abril, ya que en Liga solo habían cedido un empate, ante el Tamaraceite, y en la Copa RFEF eliminaron, sucesivamente, a la Balompédica Linense (1-3), al Juventud de Torremolinos (1-2), al Xerez CD (0-1) y al Ebro (1-0), en la semifinal del torneo, vivida también en El Arcángel. En todo caso, tanto el cuerpo técnico blanquiverde como el plantel no se han visto afectados, al menos aparentemente, por esa primera derrota en los últimos siete meses.

El preparador cordobesista dispone de todo el plantel para la final de este martes, salvo los tres jugadores que se conocen de baja desde hace semanas: Álex Bernal -que estará disponible, probablemente, para el encuentro en Las Palmas-, Samu Delgado y Álex Meléndez, y el granadino anunció que hará rotaciones, que se concentrarán, previsiblemente, en la zona de ataque.

El Arcángel vuelve a ser un fortín

Desde la llegada del granadino a la primera plantilla del Córdoba, El Arcángel ha vuelto a ser un fortín, ya que de los nueve encuentros que ha dirigido ante su afición, el conjunto blanquiverde ganó ocho y empató uno, precisamente, el de su debut, el 25 de abril ante el Tamaraceite(1-1). Desde entonces, se impuso al Cádiz B (2-1) la pasada temporada y también en esta (3-1), al Don Benito (3-2), al San Fernando (4-1), al Antequera (2-0), al Montijo (3-1), al citado Ebro (1-0) y al Cacereño (5-0). Un balance de 24 goles anotados y siete encajados y que es el gran reto a superar por el CD Guijuelo, su rival en la final de esta tarde.

No será el Club Deportivo Guijuelo un adversario fácil para el Córdoba CF, y menos en una final, a pesar de que milite en Tercera RFEF. El conjunto chacinero llegará a El Arcángel sin conocer la derrota en esta temporada. En esta última jornada, la 13, derrotó en casa al Ciudad Rodrigo por 3-0, por lo que arrebató el liderato al Júpiter Leonés, que cayó en casa por 1-3 ante el filial del Numancia. En Liga, el Guijuelo suma 27 puntos en 13 jornadas, merced a siete victorias y seis empates, con un notable balance goleador, ya que los salmantinos han anotado 28 tantos y solo han encajado seis.

En Copa RFEF ha eliminado al Toledo (2-1, en la prórroga), Navalcarnero (2-1), Moralo (1-0), los tres en casa, mientras que para superar la última eliminatoria para llegar a la final tuvo que viajar lejos del Municipal de Guijuelo. Los chacineros dilucidaron la eliminatoria de semifinales en Sarriena ante la Sociedad Deportiva Leioa, a la que se impuso por 1-2.

Cuando mejor estaban llevando el ritmo del duelo los vizcaínos para superar el empate a uno en el marcador, Cristóbal sorprendió, cumplido el 81, para asestar un golpe definitivo que dio el pase a los de Mario Sánchez. Un claro aviso al Córdoba CF de que su rival no se arruga ni se achica cuando actúa como visitante. El CD Guijuelo acudirá a El Arcángel con un balance de 11 victorias y seis empates en esta temporada en partidos oficiales y no pierde desde su último encuentro en Segunda B, la pasada temporada, cuando cayó en casa por 1-3 ante el Lealtad. Fue hace seis meses, el pasado 22 de mayo.

Te puede interesar:

Por lo tanto, todos los condicionantes están puestos sobre la mesa antes de iniciarse el encuentro: un rival que competirá al máximo nivel, un estadio con la mejor entrada desde hace más de dos años y un Córdoba CF que busca recuperar la senda de la victoria, perdida hace muy pocos días en Liga. En juego está la Copa RFEF y un hueco en la historia del club.