El Córdoba CF y su entrenador, Germán Crespo, siguen rompiendo marcas cogidos de la mano. La victoria del sábado ante el Antequera (2-0) refrendó el liderato en el grupo 4 de la Segunda RFEF y extendió el récord del entrenador granadino, que no ha perdido un solo partido oficial desde que tomó las riendas de la primera plantilla. Ya van doce, con diez victorias -siete en Liga y tres en Copa RFEF- y dos empates, ambos ante el Tamaraceite. La próxima cita se las trae. Este miércoles, el Córdoba CF visita al Xerez Club Deportivo (Estadio Pedro Garrido, 20.30 horas) en los cuartos de final de la Copa RFEF. Duelo a partido único ante un adversario que milita en la Tercera RFEF y que tiene como premio directo para el ganador un billete para la Copa del Rey. Hay alicientes de sobra. Y uno especial: el reencuentro en los banquillos de Germán Crespo y Emilio Fajardo después de 205 días.

¿Qué tiene de especial?  

Como para no acordarse. Última jornada de grupos en la alocada Tercera División del covid: el Pozoblanco se juega en casa el salvar matemáticamente la categoría; el filial del Córdoba, un puesto en el grupo de ascenso a la Segunda RFEF. En los banquillos, Emilio Fajardo y Germán Crespo. ¿Qué pasó aquel 4 de abril? El joven equipo blanquiverde se adelantó a los 14 minutos con un gol de Ale Marín y a poco de comenzar la segunda parte abrió la brecha tras un autogol de Rafa Manosalva. Con el 0-2 todo parecía encarrilado para el filial cordobesista, pero llegaron unos últimos veinte minutos de absoluta locura: Mori marcó en 72, Zara lo hizo tre minutos después y Brian Triviño certificó la remontada en el último minuto: 3-2. Hubo lío generalizado, expulsión del local Joel Armengol y un epílogo con lágrimas en los blanquiverdes y jolgorio pozoalbense. Fue la última vez que Germán Crespo perdió un partido como entrenador del Córdoba CF. En aquel equipo estaban jugadores que después han promocionado, como Luismi Redondo, Carlos Puga, Álex Meléndez o Ale Marín.

64

El triunfo del Pozoblanco ante el Córdoba B, en imágenes RAFA SÁNCHEZ

Los nuevos rumbos

Después de aquello, cada cual siguió su camino. Crespo tuvo que esperar angustiosas semanas -con ofertas del Recre y del Ceuta en la mesa- hasta que los propietarios del fondo de Bahrein decidieron apostar por la continuidad. El granadino tiene al Córdoba líder destacado. Fajardo, sin embargo, cambió de aires. A las pocas horas del final de la competición anunció su marcha de la entidad del Valle de los Pedroches. Su nombre sonó también para el Decano, pero terminó tomando el timón en el Xerez Club Deportivo -el más antiguo de la ciudad-, para sacarlo de la Tercera RFEF y alcanzar a su rival local, el Xerez Deportivo FC, que es vecino del Córdoba en Segunda RFEF. En el equipo azulino continúa una trayectoria en los banquillos en la que tuvo escalas en la cantera del Real Betis -seis años, en los que coincidió con Juanito, director deportivo cordobesista- y el Algeciras.

Seis meses después, Crespo y Fajardo se vuelven a ver las caras en unas circunstancias diferentes pero con su trascendencia. Si el pasado abril estaban en juego una promoción de ascenso -los blanquiverdes, en cualquier caso, no pudieron acceder por el descenso del primer equipo de Segunda B- y una permanencia, en esta oportunidad el ganador tendrá el pase a las semifinales de la Copa RFEF -con la perspectiva de un título- y un billete para el sorteo de Copa del Rey, con todo lo que eso conlleva deportiva y, sobre todo, económicamente.