La Audiencia Provincial de Córdoba escribió el enésimo capítulo en la batalla judicial en torno al Córdoba CF SAD, al estimar el recurso interpuesto por Prasa contra Azaveco (anteriormente Ecco Documática) por la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 8 de la ciudad, que desestimó en primera instancia la demanda de la constructora, en la que reclamaba seis millones de euros a la empresa de Carlos González por lo que entendía incumplimiento de una de las cláusulas del contrato de compraventa del paquete mayoritario de acciones de la entidad blanquiverde, según informó La Voz de Córdoba y confirmó este periódico.

La demanda inicial, en diciembre del año pasado, provocó que Primera Instancia 8 decretara la suspensión cautelar de los derechos políticos y sociales de las acciones del Córdoba CF SAD que Azaveco tenía entonces en litigio con Aglomerados Córdoba CF. 

El juez estimó la adopción de la medida cautelar de embargo preventivo solicitada por Prasa y acordó que se librara un mandamiento de embargo preventivo al Registro de la Propiedad número 2 de Alcobendas y al número 2 de Estepona para que se practicara el mismo a varias fincas registrales, propiedad de Azaveco, para garantizar el pago del importe de seis millones de euros.

Igualmente, señaló que se procediera a retener a disposición de este Juzgado "los derechos que pudieran reconocérsele a la entidad mercantil Azaveco sobre la titularidad de las acciones del Córdoba CF SAD", librando además oficio a la administración judicial y concursal del Córdoba CF SAD, así como al Juzgado de lo Mercantil número 1 de Córdoba, para que dejara «constancia del embargo preventivo trabado sobre los derechos políticos y económicos" que Azaveco pudiera detentar sobre las acciones del Córdoba».

Sin embargo, tres meses después, el Juzgado de Primera Instancia 8 desestimó la demanda de Prasa, que recurrió la decisión del magistrado y que ahora ha modificado la Audiencia Provincial.

Ahora, el paso seguro que dará Azaveco será recurrir a una mayor instancia, el Tribunal Supremo, mientras que por parte de Prasa es previsible que solicite la ejecución inmediata del auto dictado por la Audiencia Provincial.