Este lunes comenzó por parte del Córdoba CF un carrusel de presentaciones oficiales de muchas de las caras nuevas del plantel para la temporada 21-22, que se iniciará el próximo domingo, en Chapín, ante el Xerez Deportivo FC (19.00 horas). Juanito fue el encargado de presentar las dos caras de los jugadores que se encargarán del arco blanquiverde para esta campaña, Felipe Ramos y Carlos Marín.

Felipe Ramos

El director deportivo blanquiverde dio el pie, primero, a Felipe Ramos, un "jugador con amplia experiencia en la categoría. Ha pasado por muchísimos equipos y viene de realizar una temporada espléndida en el UD Sanse. Para nosotros era una aspiración y no fue fácil llegar a un acuerdo con su club", recordó, admitiendo que el propio portero madrileño "hizo un esfuerzo por venir aquí y le agradecemos que haya puesto todo de su parte para venir a Córdoba, que también era su ilusión, y poder defender la portería del Córdoba".

Felipe Ramos inició su alocución asegurando que era "un placer poder venir a Córdoba. Cuando surgió la oportunidad no dudé ni un segundo e hice cuanto podía para venir", por lo que está "encantado" de ser jugador blanquiverde. "Ojalá podamos disfrutar de un año como todos queremos", afirmó el portero madrileño, que destacó "la dimensión que tiene el Córdoba CF, independientemente de la categoría en la que se encuentre", porque "hay años que son mejores y otros que no". En cualquier caso, Felipe Ramos avisó de que "las situaciones se pueden revertir y estamos aquí para hacerlo" y se deshizo en elogios al club blanquiverde: "Todo jugador quiere estar en un club grande y el Córdoba es un club de categoría, de entidad, y la categoría en la que estamos es circunstancial". Su llegada a El Arcángel "no fue fácil", recordó, "porque tenía un año más allí. Hubo alguna situación incómoda para todos, pero se pudo desbloquear y eso es lo importante".

Sobre la nueva campaña que se inicia el domingo en Jerez, el portero cordobesista avisó de que "todos los años son complicados, nada de te regala nada, todos los equipos te estudian y este año vamos a ser el rival a batir", por lo que ese favoritisom "es un componente de motivación extra para cada rival. Creo que estaremos a la altura de las circunstancias", aseguró.

Finalmente, sobre la titularidad en el equipo de Germán Crespo, Felipe Ramos afirmó que "la competencia es buena. Tener una buena relación con tu compañero es fundamental, porque ayuda a los dos y, a partir de ahí, que el míster decida".

Carlos Marín

Por su parte, Juanito informó sobre Carlos Marín que era un portero que "en las últimas tres temporadas ha estado defendiendo la portería del filial verdiblanco y antes estuvo en el Atlético de Madrid. Es un portero joven, con la incorporación de Felipe pensamos que necesitábamos también un portero de idénticas garantías", aseguró el gaditano, que también informó de que en el club se pretende "que se compita el puesto, no queríamos un portero suplente o un sub-23", por lo que con la marcha de Edu Frías "teníamos varios nombres y el de Carlos lo tenía de mucho antes. Hablé con su agente y sabíamos que la posibilidad podía ser real. Carlos esperó también y sabía de nuestro interés", afirmó Juanito, que le agradeció al jugador "que estuviera en predisposición de venir. Va a competir de tú a tú con Felipe y el equipo se va a beneficiar de tener dos porteros de garantía", afirmó el director deportivo blanquiverde, que recordó que "el año pasado tuvimos problemas de regularidad en la portería y el equipo se vio perjudicado. El portero es fundamental para lograr objetivos y pensamos que tenemos garantías con los dos porteros que hemos contratado", finalizó.

Carlos Marín se mostró "muy contento" de su fichaje por el Córdoba CF, al que llega con mucha iliusión de poder trabajar y creo que es un buen sitio para seguir creciendo". El almeriense quiso agradecer "la confianza que han depositado en mí, tengo ganas de mejorar y de hacer que sea un gran año. La competencia será sana en beneficio del equipo siempre y esperamos que sea un gran año", de ahí que se mostrara con muchas ganas de "que llegue el domingo para hacer un gran partido y empezar con buen pie en la competición".

Marín, al que no le gusta definirse como jugador, afirmó que intenta "mejorar entreno tras entreno para dar mi mejor versión en el fin de semana. Eso es de lo que más ganas tengo. Si el míster decide que debo jugar, pues estar al máximo nivel y que sean los aficionados y vosotros quienes me definais como portero".

El portero del Córdoba CF se encuentra ya "completamente recuperado" de su problema en el cuádriceps, producido justo tras su debut en pretemporada y "con ganas de seguir sumando entrenamientos y estar disponible para el míster cuando lo requiera".

Finalmente, Carlos Marín desveló que "se lo dije a mi gente de confianza. He tenido la suerte, desgracia para el Córdoba CF, de vivir un ascenso en El Arcángel y vengo para conseguirlo, pero ahora como local. Las sensaciones son muy buenas y trabajaremos para ello", aseguró el almeriense.