El Córdoba CF presentó este lunes su campaña de abonados para la temporada 21-22 y ayer martes informó de las cifras que arrojaron las primeras24 horas del periodo de renovaciones y nuevas altas. En el primer día, la entidad blanquiverde logró expedir 570 carnets para la temporada en la que el conjunto blanquiverde jugará en la cuarta categoría del fútbol nacional, la Segunda RFEF, con el objetivo ineludible de lograr el ascenso por la vía directa, es decir, siendo campeón del grupo 4 de la nueva división.

 A pesar de que tras algunas comparativas se ha de esperar al menos a la primera semana de campaña, lo cierto es que el número, superando el medio millar de abonados, no deja de ser ilusionante de cara a la expectativa que hay en el club para que el equipo de Germán Crespo tenga el mayor respaldo posible en El Arcángel. Obviamente, esos 570 abonados en solo 24 horas rompen claramente con la tendencia de la pasada temporada, en la que en los primeros cinco días se expidieron 1.128 abonos. Entonces había no pocos inconvenientes que influyeron para esa cifra. El principal, la pandemia de coronavirus, que provocó que muchos aficionados descartaran sacar un carnet que previsiblemente -luego se confirmó- no sirviera «para nada», es decir, que fuera imposible acceder a El Arcángel, como así ocurrió. También entonces algunos precios fueron más que discutidos, porque suponían un aumento del 30% con respecto a la temporada anterior y, por contra, en esta nueva campaña, el coste del abono se ha visto reducido en torno al 50%. Pero también hay un elemento importante y que obliga a esperar a esta primera semana. Tanto el año pasado, como en anteriores, no hubo la disponibilidad que sí hay en la actualidad de las renovaciones por internet desde el primer día. De hecho, la pasada campaña no empezó a activarse dicha alternativa hasta el sexto día. Precisamente, otra de las consecuencias ha sido que en estos primeros días no se han visto colas en El Arcángel, ni aficionados acudiendo al estadio horas antes de abrir las taquillas. La cita previa y el mejor y más temprano acceso telemático han evitado aglomeraciones, pero también podría provocar cierta distorsión en las cifras, de ahí la importancia de comprobar la primera o primeras semanas la evolución del número de abonados a una campaña que se presenta como esperanzadora para no pocos aficionados.

Esos 570 abonados en las primeras 24 horas tienen más relación, posiblemente, con los 2.435 que se expidieron en los primeros cinco días de la campaña de abonos para la temporada 19-20, en la que a pesar del reciente y traumático descenso a Segunda División B, el Córdoba CF_de entonces sí que hizo de media más de 500 abonos diarios, sin una plataforma telemática funcionando a buen rendimiento -de hecho, no funcionaba- y con problemas en las renovaciones telefónicas.

Para superar aquella cifra, el Córdoba CF tendrá que realizar en los próximos cuatro días una media de 500 abonos diarios y mantener la cifra. En ese caso, la entidad blanquiverde puede aspirar, y sobradamente, a superar los 8.100 carnets que se ha fijado como reto, ya que en aquel verano del 2019 se terminó superando los 11.000 abonados con el lema Más fuerte que la razón. Pero sí es un nivel a contemplar de reojo dada la buena cifra que arrojaron las taquillas de El Arcángel en la primera jornada de venta de abonos de la actual, Donde sea, cuando sea, pero contigo. Somos el Córdoba CF. En cualquier caso, hay partido.