«Es obvio que es un día complicado para todo el mundo», reconocía este domingo Germán Crespo, entrenador del Córdoba CF, nada más llegar a la sala de prensa de El Arcángel. «Sabíamos que no dependíamos de nosotros mismos», comentaba el granadino con cara apesadumbrada, por lo que « al no depender de nosotros mismos es complicado que en la última semana se den los resultados». El técnico blanquiverde recordaba que «habíamos hablado durante la semana de ir a por los tres puntos, a por el partido» para, al menos, lograr un tercer puesto «por si hubiera un posible problema administrativo en otros clubs». Crespo comentó también que «es jodido, no ha podido ser», y explicó que «el grupo está hundido, pero esto es fútbol». En todo caso, el preparador cordobesista justificó que «esto es fútbol y tampoco tampoco te puedes agarrar a esta última jornada» para salvar los muebles.

Sobre la conversación de la plantilla con los seguidores del fondo sur de El Arcángel, una vez acabado el encuentro, Crespo comentó que había estado «un poco aparte. Nos han transmitido su descontento y Javi Flores, como capitán, ha sido el que les ha dado una explicación». El granadino comentó que se había acercado «para acompañar a mis jugadores, pero un poco aparte», por lo que no sabía «qué han hablado. La afición quería explicaciones del grupo y Javi como máximo responsable de la plantilla y como capitán pues se las ha dado».

El entrenador del Córdoba CF comentó también que eran «momentos difíciles para todos, para la afición, para el club, para nosotros mismos, pero no hay otra que intentar levantarse y ponerse a trabajar dede mañana», porque a su juicio «este club, por historia, por lo que ha sido en el fútbol español y por masa social seguro que en un corto plazo va a estar donde se merece».

También se le planteó al entrenador del Córdoba CF si se veía con fuerzas para coger al equipo la próxima temporada. "Lo dije cuando cogí el primer equipo, si no no estaría aquí. Si me he visto capacitado para coger al equipo en un momento complicado, imagina si el club me diera oportunidad desde inicio, con plantilla con conceptos claros desde el inicio de temporada", declaró Germán Crespo.

En cualquier caso, Crespo agradeció "que el club se haya acordado de mí, porque podía haber buscado por fuera otro entrenador. Me ha llegado la oportunidad de disfrutar estas tres jornadas", tras la que se marcha "contento con el fútbol del equipo, pese a tener poco tiempo". Cuando se le preguntó si el devenir del equipo hubiera sido distinto en caso de llegar antes a la primera plantilla, Germán Crespo explicó que "lo mismo estoy antes y no acompañan los resultados. Se han sacado siete de nueve puntos y todo se pierde por un penalti evitable. Ahora no hay que mirar atrás para pensar si se hubiera llegado antes al primer equipo", zanjó el granadino.

Finalmente, el entrenador del Córdoba CF reivindicó el papel de los más jóvenes en la primera plantilla. "Son jugadores que han demostrado" su nivel todo el año, "en un año muy complicado en el filial, no se comenzó bien y en diciembre tenía ocho puntos, pero la segunda vuelta que ha hecho el filial es para quitarse el sombrero". Por ello, este domingo pretendía "revolucionar un poco la convocatoria, pero sobre todo porque quería premiar a los chicos, algunos con debutar en el primer equipo y otros con tener más minutos", de ahí que al hacer esa elección tuviera que "sacrificar jugadores del primer equipo, pero lo mismo que en semanas anteriores decía que no se podía dar esa revolución, porque el filial se jugaba la vida, hoy sí que los chavales han demostrado ilusión por hacerse un hueco en la primera plantilla del Córdoba CF".